HIJOS DEL MAIZ

Toda cultura madre o Cultura Raíz de las grandes civilizaciones que han existido y que han aportado enormes tesoros al mundo, han basado su sustento principalmente en un grano sagrado. Para China es el arroz, para el Tíbet es la cebada, para los países árabes es el trigo y para Anahuak ha sido, es y será el Maíz.

Gracias al maíz se pudo alimentar una población de cerca de 20 millones de personas que habitaban Anahuak, antes de la invasión española. Actualmente más de 100 millones de mexicanos nos alimentamos con maíz.

Sin embargo cuando hablamos del maíz no solamente nos referimos al grano como un alimento sino a todo lo que engloba la planta del maíz y entonces nos referimos a este elemento sagrado. Como eje de la actividad económica productiva, como organizador del tiempo y del espacio, como base de la alimentación, y elemento insustituible del arte culinario, como materia prima para muchas artesanías y finalmente que se expresa simbólicamente en refrases, leyendas, ritos y ceremonias.

 

“Escucha: el Tonakayotl, (nuestro sustento), ¿Quién fue el que dijo, el que nombro al maíz, carne nuestra, huesos nuestros? Porque es nuestro sustento, nuestra vida, nuestro Ser. Es andar, moverse, alegrarse”.

Códice Florentino

memoriaactualizada_clip_image002 

Entonces podemos asegurar que Anahuak ha hecho grandes aportaciones al mundo, y la principal ha sido: el maíz. El maíz lo utilizamos en sus diferentes formas y de manera muy variada. Mencionamos los de uso más común:

Esquite: Izkitl grano seco o duro tostado en el comal, Nixtamal: conocido en agua con cal,

Tortilla Tlaxkalli: molido en el metate da la masa con la cal se hace tortilla, Totopos Totopochtli: Tortilla tostada en el comal, Pinolli: grano ya duro, tostado y molido en seco. Se come en polvo a puños o disuelto en agua, Tamales: Cocido y molido en seco, mezclado con agua y otras hierbas, en forma de masa, se envuelve en las mismas hojas del maíz y cocido, Pozol: Sabrosa y refrescante bebida a base de maíz cocido con cacao y disuelto en agua.

 

Cabe destacar que el maíz se ha introducido en todos los continentes y su industrialización ha creado nuevos alimentos como son: aceites comestibles, licores, dulces, harinas y otros.

Aunque tristemente nuestro maíz se ha visto amenazado ante la importación del maíz transgénico de otros países. Debido a esto y a problemas económicos Mexiko enfrenta también que nuestros campesinos abandonen el campo. Nuestro país no necesita maíz extranjero porque según Antonio Turrent experto del INIFAP, señalo que Mexiko tiene capacidad para producir 53 millones de toneladas anuales de maíz mexikatl con tecnologías desarrolladas por instituciones públicas. Por lo tanto podemos afirmar que si nos quitan lo nuestro, nuestra identidad, seremos exterminados, ya lo dijo Juan Bañuelos “Sin maíz no hay país” en su libro que lleva por título el mismo nombre. Así que defendamos nuestra Cultura, comiendo Maíz auténtico mexicatl y diciendo No al consumo del maíz transgénico.

 

www.periodicoketzalkoatl.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s