El lujo como violencia

lujo

Mikhail Robles | Director Editorial.-

La palabra lujo tiene una  etimología que remonta no sólo al acto de crecer en exceso sino también al de lujuria. Del latín luxus (exceso, dislocación, abundancia de lo no necesario) que originalmente fue derivada por los romanos hasta formar la palabra lujuria, que indicaba el derroche y la presunción desmedida, en ese entonces no tenía connotación sexual, pues aún no existía el cristianismo.

El lujo y la lujuria eran tan mal vistas por los romanos, porque pensaban que el derroche dañaba a los que menos tenían y tenían una calificación jurídica para los derrochadores,  prodigus se les llamó entonces,  asignándoles muchas veces la figura jurídica de un tutor que administrara sus bienes para que no se afectara más a su familia y a los ciudadanos. En ese sentido coincidían plenamente con la máxima gandhiana “En la tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos”.

El lujo es realmente una forma de violencia contra las necesidades de los demás, Herve Kempf, el ensayista francés nos recuerda que es enemigo de la especie, porque mientras una minoría vive a todo lujo, 2 mil 400 millones de humanos sobreviven  en villas de miseria con subempleos de hambre. Así tiene que ser para que unos pocos mantengan sus niveles de hiperconsumo y lujo.

A todos se nos enseña que vivir con lujos, consumir más allá de lo necesario es el ideal de realización, así las clases altas viven a todo lujo y las clases medias y bajas aspiran a hacerlo, justificados por un neoindividualismo donde ya no importa la imagen clasista, sino la promoción personal, el privilegio de ser reconocido como diferente al resto, en la tan promovida, democracia capitalista de “libertad de elección”.

Se puede observar la miseria de la gente en la exhibición de sus marcas, ecologistas, empresarios y servidores públicos que hablan de defender el medio ambiente, viajando en camionetas de alto consumo de combustible, además enfundados orgullosamente en trajes Hugo Boss o Armani, como es el caso de nuestros gobernantes y sus secretarios. El lujo siempre está de moda, la moda es el lujo. Se debe decir claramente, la oligarquía económica mundial, los ricos del mundo, son los causantes de la crisis económico-ambiental del mundo, nos gobiernan sin ningún proyecto de justicia, y si seguimos el ideal de consumo que ellos ejemplifican, vivir a todo lujo, muy pronto nos autodestruiremos. El lujo es anhelado por los parásitos de la oligarquía mundial que consumen despiadada y violentamente al planeta y a sus congéneres.

Si los ricos toman conciencia de que su forma de consumo es perjudicial para todos, el resultado lógico, sensato y humano sería que renunciaran a su forma de vida, a la ostentación, a su hiperconsumo  y ocuparse del bien común. Algunos lo han hecho antes y lo hacen ahora. Pero ahora el planeta y la especie necesitan una renuncia masiva de la oligarquía a su forma dañina de vida, una disminución radical de su consumo material y energético –sobre todo en los países de primer mundo- objetar los dogmas del progreso, del crecimiento, del desarrollo, etc. Observar que allí donde hay “crecimiento económico” crece también el desempleo, la desigualdad económica, la contaminación ambiental.

En los países del sur, las oligarquías deben renunciar al modelo de vida consumista promovido por norteamericanos, europeos y japoneses, porque ellos son los máximos contaminadores del planeta, pues sus habitantes tienen el más alto consumo suntuario del planeta, ejerciendo una violencia silenciosa despojando de bienes necesarios a los habitantes del sur. La supervivencia de la especie y del planeta, exigen algo nada fácil: renunciar al ego,  pues mientras el ego se nutra, el lujo permanecerá. El imperio de lo efímero como ha dicho Lipovetsky.

dektk@post.com

mrobles@ketzalkoatl.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s