Femsa y Páginas Verdes promueven consumismo en Congreso Ambiental “¡Haz algo!”

Congreso "¡Haz algo!". De izquierda a derecha Rafael Subías, representante UVM Qro,  Armando Leyva, Femsa y Paulina Moreno, Directora de Páginas Verdes. Foto: Ketzalkoatl
Congreso “¡Haz algo!”. De izquierda a derecha Rafael Subías, representante UVM Qro, Armando Leyva, encargado de asuntos corporativos Femsa y Paulina Moreno, Directora de Páginas Verdes. Foto: Ketzalkoatl

Redacción

El 17, 18 y 19 de octubre la SEDESU realizó el Congreso de Estatal de Educación Ambiental “¡Haz algo!” en el Centro Cultural del Estado de Querétaro. Las actividades que se desarrollaron fueron conferencias, talleres, películas y exposiciones de corte ambiental, su objetivo principal fue promover la participación social y dejar de contribuir a la contaminación del planeta.

 

Respecto a las conferencias, se abordaron desde dos puntos de vista; uno por parte de las empresas, autoridades estatales, federales e internacionales; y el otro la sociedad. Durante la inauguración el secretario de la SEDESU, Gregorio Peláez Vázquez estableció su postura “no basta con criticar las acciones de los gobiernos, es necesario ser propositivo”, esto nos lleva a un dilema que los ambientalistas del Estado comprenderán mejor ¿Qué pasa cuándo las propuestas de la sociedad no se toman en cuenta?

 

La participación de las autoridades fue organizativa, presencial y simbólica; las empresas de la iniciativa privada asistentes al evento fueron Monsanto, empresa de agroquímicos y promotora de semillas transgénicas (cuyo CEO canceló su presentación un día antes); y FEMSA, cuyo   , encargado de Asuntos Corporativos,  Armando Leyva, dijo que la misión de la empresa “No es dar solución a los problemas sociales, educativos, y culturales de México; esa parte es de los gobiernos, claro nosotros ponemos nuestro granito de arena”. Recalcó que su objetivo es satisfacer una necesidad biológica de hidratación, “hoy en día, hay comunidades donde no existe infraestructura para llevar agua y la coca cola, cumple con ofrecer sus productos como alternativa”. En la sesión de preguntas se le cuestionó ¿Qué acciones realiza FEMSA por el consumo responsable? el portavoz respondió que la empresa ahorra 40% en consumo de agua comparado a hace 120 años, y explicó que el consumo responsable“es decisión de las personas por ejemplo: en una fiesta no es necesario comprar botellas de 300 mililitros, porque van a producir más basura, lo mejor sería comprar botellas de 3 litros”.

 

En el caso de la ponencia, de Laure Delalange, consultora de Medio Ambiente de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, por sus siglas en inglés), explicó con detalle las deficiencias del sistema de agricultura del Gobierno Federal, pero cuando un asistente le preguntó -Si ya saben las fallas de la agricultura mexicana ¿Por qué no asesoran al GF o les dicen que hacer? A lo contestó, desconocer la situación política de su aplicación, y al final de la conferencia Delalange, no quiso dar entrevistas por no tener autorización de la FAO.

 

Sobre la percepción del consumidor verde y sustentable, Paulina Moreno Sánchez, directora de la revista “Páginas Verdes” sostuvo “Ser un consumidor verde no es sólo hacer yoga, o ser vegetariano, vestir de blanco, moverse en bicicleta, porque normalmente pensamos en hippies. Y la verdad es que los consumidores verdes, también vestimos de traje y podemos darnos unos lujitos. ¡Porque a poco les vamos a dejar nuestro futuro a unos motorolos!”.

 

En el transcurso de los tres días, los conferencistas explicaron su posición respecto al impacto del consumo; se habló también de alternativas más sanas, como los alimentos orgánicos, cuyo consumo se promovió con la experiencia de productores locales; de reciclar papel, pet, plástico, aluminio y separar los desechos del hogar para generar composta para la tierra; además del uso de tecnologías más amigables al medio ambiente, como las solares para aprovechar los rayos del sol.

 

También al foro acudieron activistas que cumplieron el papel de cuestionar las posturas ahí planteadas; se debatieron aspectos relacionala preocupación por el campo y ciudad, el crecimiento de la población, pobreza, cambio climático, deforestación, consumo, conservación del agua, contaminación del aire y de la industria se debatieron. En resumen hay mucho trabajo que hacer; la contaminación tiene un costo que depende no sólo de voluntades políticas, sino de la participación activa de la sociedad, misma deberá de marcar la pauta para preservación de los recursos naturales disponibles.

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s