Expansión urbana y movilidad

Problemas de educación vial en Querétaro. Foto: Ketzalkoatl
Problemas de educación vial en Querétaro. Foto: Ketzalkoatl

 

por Saul Obregón / Miguel Ríos | Urbanistas, UAQ

Continuando con lo que se trató el mes pasado, aparentemente y así lo dicen los medios de comunicación, se intenta o se pretende que nuestra nación sea un ejemplo en materia económica en cuanto a los niveles de productividad y las ganancias que se esperan tener con los modelos económicos que se están utilizando; pero la verdad es que hay mayor cantidad de gastos en la prestación de servicios por parte de los cabildos, no sólo por servicios básicos de redes de electricidad y agua, sino también por crear nuevos caminos y mantener en operación de condiciones óptimas las vialidades que requerimos para enlazar las partes económicas.

Parte de este problema lo estamos viendo a lo largo de las noticias de endeudamientos de los Ayuntamientos. Entre malas inversiones, corrupción y falta de planeación en el crecimiento urbano, resulta que nuestros modelos económicos que deberían de darnos ganancias, ahora nos están arrojando deudas; entonces, ¿qué pasa?

Después vienen las decisiones erróneas,: por querer ahorrarse unos cuantos pesos, se dejan vialidades con baja capacidad para altos flujos viales o anillos periféricos subutilizados, enfocandose más a la especulación en los valores del suelo, donde se colocan asentamientos industriales, habitacionales y comerciales alrededor de los caminos; lo que después parecerá un “pequeño” callejón “comercial” que posteriormente requerirá de fuertes inversiones de mantenimiento por la alta carga que transitará. No habrá ni tiempo de dar mantenimiento y además al incrementar las horas vehículo/kilómetro desencadenará un incremento de accidentes viales… no sólo materiales por cuestiones de impactos entre vehículos, sino por lo complicado que será para los usuarios no motorizados el recorrer la vialidad si también previamente no se pensó en su espacio para la vialidad.

Ejemplo de lo anterior, es el alto número de accidentes viales que ocurren en zonas urbanas; si usted pensaba que la mayoría de los accidentes viales se daba en las carreteras, es momento de conocer que tenemos un serio problema en la parte urbana.

Del cien por ciento de los accidentes registrados entre la Secretaría de Salud, Policía Federal y el INEGI (455,085 en el 2010 a nivel país), el 93.8% ocurre en zonas urbanas. Al parecer se tienen logros en la parte federal o a nivel país; pero la raíz de lo que es un país, es decir, sus regiones o localidades, están teniendo graves problemas.

Por ello, más claro que nunca es que un todo se hace de pequeñas partes, si no se presta atención y se realizan acciones en favor de una mejora planificada, los resultados como país no se seguirán observando.

saul.obregon@uaq.mx

“Más tarde comprendería que para una mujer no hay nada más íntimo que sus zapatillas de dormir y que para un hombre no hay nada más erótico que ver la blanca piel de una mujer desnuda realzada por el rojo intenso de esas zapatillas. Lisa See , Escritora”
(“El abanico de seda”)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s