Lesiones por esfuerzos repetitivos

lesionesII

Por Gabriel Monterrubio Santa María | Quiropráctico

El uso excesivo de los músculos y las articulaciones, y el esfuerzo estático repetitivo son las causas de este tipo de lesiones, especialmente cuando el trabajo se realiza en una posición inadecuada o incómoda. Entre otros factores que pueden causar estos problemas se encuentran: largas horas de trabajo, estrés laboral, lesiones anteriores de los músculos y tendones, etc. Aquellas personas que trabajan en fábricas, cajeros de bancos y supermercados, secretarias, telefonistas, meseros, pintores y en general trabajadores manuales están en mayor riesgo de sufrir estas lesiones.

Las lesiones por esfuerzos repetitivos comprenden a un conjunto de afecciones de músculos, tendones, articulaciones, ligamentos y nervios, sobre todo en las extremidades superiores. Los síntomas como pesadez y molestia en la parte del cuerpo afectada (hombro, brazo, cuello, etc.) que se puede tornar en dolor persistente y hormigueo son los más comunes, además de la aparición de nódulos o bolitas bajo la piel e hinchazón. La inadecuada recuperación de un tejido dañado por una actividad excesiva lleva con el tiempo a cambios degenerativos y estos pueden ser causantes de dolor. Cuando la afección avanza, no sólo afecta al individuo al trabajar, sino que también puede empezar a afectar sus actividades de la vida diaria (peinarse, cepillarse los dientes, hablar por teléfono, etc).

En realidad de no tratarse, la dolencia puede llegar a causar discapacidad. Entre las medidas que se pueden tomar para evitar este tipo de lesiones se encuentran los estiramientos, ejercicios de calentamiento y el ejercicio regular. Además en el trabajo se debe seguir un horario que contenga descansos o cambios en los tipos de actividad que se realizan. Se deben utilizar las herramientas adecuadas, entre otras cosas escritorios y sillas de altura correcta, soportes para los codos, perforadoras, engrapadoras que no requieran la aplicación excesiva de fuerza, etc.

Es vital que el paciente sea atendido cuanto antes, para evitar la pérdida de capacidad laboral y la cronicidad de la lesión. El descanso de las partes afectadas y la modificación en la manera en la que se realiza el trabajo son vitales. Conforme el paciente mejora, se debe implementar un plan de ejercicios específicos para el fortalecimiento de las partes afectadas. Se debe encontrar la actividad específica que está lastimando al trabajador, y modificarla en lo posible. También hay que entender que no sólo es posible el que una persona se lastime durante su trabajo, sino que la lesión o una parte de ella se puede estarse originando en casa, o al realizar algún tipo de deporte.

La Quiropráctica es una excelente alternativa para tratar lesiones de sobre uso porque va a la raíz del problema, hay que recordar que los músculos son controlados por el sistema nervioso, el cual del cerebro desciende por la médula espinal y emerge entre cada una de las vértebras, por ejemplo, las vértebras cervicales controlan los músculos de las manos, antebrazos y brazos. Si atendemos la lesión de tejido blando (músculo, ligamento o tendón) y la columna, el beneficio será mayor. Ω

gabrielmonterrubiosm@gmail.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s