Sara Pérez de Madero, queretana

Sara Pérez Moreno. Foto: Beatríz Padilla
Sara Pérez Moreno. Foto: Beatríz Padilla

Beatriz Padilla Siurob | Historiadora

Sara Pérez Romero, nació en San Juan del Río, Qro., según Fernando Díaz Ramírez el día 25 de agosto de 1870 (el mismo año en que moría Margarita Maza de Juárez), fue hija del hacendado don Macario Pérez y de Velina o Felipa Romero de Pérez.

Sara vivió su niñez en la hacienda de Arroyo Zarco, allí recibió su primera educación con maestras particulares. A principios de 1893, fue enviada al Colegio Notre Dame en San Francisco, California, en el vecino país del norte, para que aprendiera el idioma inglés y la educación propia para las chicas de sociedad de finales del siglo XIX.

En Notre Dame, Sara conoció a dos hermanas, Mercedes y Magdalena Madero González, quienes se convirtieron en sus amigas, las tres pasaron las vacaciones juntas: primero en Arroyo Zarco y luego en San Pedro de las Colonias, Coahuila, estuvieron también por Mazatlán y duraron un tiempo ahí. Luego cada quien regresó a sus casas.

Durante su estancia en Coahuila, Sara conoció a un hermano de Mercedes y Magdalena, llamado Francisco Ygnacio, quien era tres años más joven que ella y acababa de regresar de Europa.

El 26 de enero de 1903 (aunque Fernando Díaz dice que fue el 28 de enero de 1903), Sara y Francisco se casaron en una ceremonia civil celebrada en la ciudad de México, porque por esas fechas, ella vivía ahí con sus padres.
La ceremonia religiosa fue presidida por el arzobispo Próspero María Alarcón y Sánchez de la Barquera al día siguiente. El banquete se ofreció en el Hotel Reforma. Su hogar lo fijaron en San Pedro de las Colonias, estado de Coahuila, y desde entonces, Sara se convirtió en su fiel compañera.

Cuando salió publicada la entrevista que Creelman le hizo a Porfirio Díaz en el número de marzo de 1908 en Pearson´s Magazine, los ideales y las aspiraciones políticas de muchos, hicieron explosión; pues Díaz anunció su retiro a los 80 años, lo que despertó las conciencias de aquellos que tenían ambiciones por tomar el poder.

Sara pacientemente observó cómo su esposo escribió en 1908 La sucesión presidencial en el rancho Australia; en 1909 Madero y Sara recorren el País fundando el Partido Antirreeleccionista (visitaron Querétaro en diciembre).
Madero participó en las elecciones y fue encarcelado por órdenes de Díaz, estuvo preso en Monterrey, en donde Sara vivió con él en la prisión, pero al ser Madero trasladado a San Luis Potosí, no se lo permitieron y se vio en la necesidad de rentar una casa cerca de la penitenciaría…

Sara y Francisco pasaron grandes penalidades, hasta que Porfirio dejó México y luego fue electo Francisco Y. Madero como presidente, es entonces que ella arengaba a las tropas y organizaba actos proselitistas y festivales a favor de las víctimas del movimiento armado; asistía a las reuniones de obreros y recibía a las organizadoras de los clubes políticos (como las hijas de Cuauhtémoc), y acudía también a comisiones. Presidía el Club Caridad y Progreso y fundó la Cruz Blanca Neutral por la Humanidad; Sara y Francisco, fueron los padrinos de bodas del matrimonio del Gral. Emiliano Zapata con Josefa Espejo en 1911.

El embajador Henry Lane Wilson, estaba enojado con el presidente Madero porque no lo había querido consultar, ni ver por los intereses de los suyos, entonces Wilson insinuó que su País podría intervenir armadamente a México, haciendo ostentación ante otros miembros del cuerpo diplomático de que Huerta tenía proyectos contra Madero, además de que notificó a su gobierno, que los rebeldes habían aprehendido al presidente y al vicepresidente una hora y media antes de que eso sucediera.

Sara calificó de dolorosa la entrevista que tuvo con Wilson el 20 de febrero de 1913 para pedir por su esposo y detenidos, sin saber lo que Wilson había hecho; el último día que vio a Francisco fue la mañana del 9 de febrero de 1913, en que su esposo salió del Castillo de Chapultepec rumbo a Palacio Nacional.
Muerto Madero, Sara se exilió en Cuba, donde fue acogida por el embajador Manuel Márquez Sterling. Luego vivió en Estados Unidos y en 1921 regresó a México, residiendo en la calle de Zacatecas # 8, Colonia Roma, en la ciudad de México, manteniéndose con una pensión del gobierno.

39 años después de la muerte de su esposo, Sara falleció en su casa el 31 de julio de 1952 a las 19:20 horas, fue sepultada en el panteón francés de la Piedad, a las 17:00 del día siguiente, en la misma tumba de su marido. El féretro estaba cubierto con la bandera de la Cruz Blanca que ella fundó en 1911, tenía la inscripción: Por la Humanidad.

Al sepelio asistieron cinco hermanos de su esposo y varios parientes de ella, así como el ex presidente Pascual Ortiz Rubio y el presidente en turno, Miguel Alemán Valdés.Ω

beatrizpadillas@yahoo.com.mx

www.ysucedioenqueretaro.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s