La ciudad como discurso

Calle Francisco I. Madero Querétaro, Qro. Foto: Ketzalkoatl
Calle Francisco I. Madero Querétaro, Qro. Foto: Ketzalkoatl

Mikhail Robles | Editor.-

Roland Barthes afirma que la ciudad es un discurso, un lenguaje y que la ciudad habla a sus habitantes (Barthes, 1990). Si trasladamos metafóricamente la distinción entre lengua (el sistema lingüístico) y habla (el uso de tal sistema al hablar) de Ferdinand de Saussure, al discurso urbano, la infraestructura de la ciudad es la lengua, un sistema de significaciones compartido históricamente; en tanto que el uso, las apropiaciones, las prácticas, el movimiento del ciudadano, su participación o no, las transformaciones y las improntas del espacio público ocupan el lugar del habla.

“Los discursos (dominantes) pueden ser criticados y concebidos como objetos problemáticos, tarea posible a través de su análisis y de la visibilización de sus contradicciones, sus elementos no expresados, y de lo que, desde ellos, es posible decir y hacer, como también por medio de la revelación de los medios con los que se logra la aceptación de verdades”, Siegfried Jäger.

Alicia Entel indica que se puede leer la crisis en el espacio urbano, aunque los ciudadanos y los gobernantes no digan ninguna palabra; el sentimiento y los deseos de las personas, sus frustraciones, se manifiestan en los edificios, en los comportamientos y en los proyectos políticos en la calle, el espacio público. Para Mario Margulis, el espacio, las calles, los edificios y el paisaje urbano son significantes. El transportarse por las calles, veredas y espacios públicos de una ciudad conlleva la posibilidad de interpretar múltiples mensajes que hablan a sus ciudadanos, las características físicas de una ciudad se pueden interpretar como el síntoma en el cuerpo, en el habla o en los silencios.

Se puede ensayar la interpretación de la cultura a partir de la urbe si la consideramos un discurso infinito, un texto omnipresente compuesto no sólo por la configuración de edificios, vehículos y objetos, sino también por sus ciudadanos en movimiento, sus prácticas e itinerarios, sus acciones o inacciones, lo que expresan y lo que callan.

Entonces, hay que poner mucha atención al aspecto y construcción de la ciudad, analizar sus ritmos, las formas de transportarse y su transporte, las formas de hablar, el interactuar poder político-económico con el ciudadano común, los recorridos habituales, los lugares rutinarios de visita y de paso, los lugares prohibidos, los no lugares. Así, un lugar público puede adquirir un significado distinto de una generación a otra, o de un grupo a otro en un mismo tiempo, o en el mismo grupo a una hora diferente del día. Son infinitas las lecturas de la ciudad, de acuerdo a cada habitante y a cada grupo social.

El inconsciente o deseos censurados de los habitantes actúan en la ciudad, individualmente o como comunidad, exteriorizan algunos de sus síntomas en el diseño y construcción del territorio de la ciudad.

Los urbanistas mencionan el “lenguaje” de la ciudad para hablar de funcionalidad en el diseño urbano. Al proyectar urbanísticamente proyectan sus deseos, miedos, necesidades, resistencias, barreras, ideales, o los deseos de quienes los contratan. En las ciudades, si lo que se construye sólo es diseñado por un solo grupo social, al ser construido, pasará a ser un objeto compartido, pero impuesto por un solo grupo de poder y es ahí donde comienzan los conflictos urbanos.

Las ideologías de las clases gobernantes encubren los deseos y las acciones llevadas a cabo por los gobiernos para satisfacer sus deseos, y se ponen en marcha voluntades de poder y de clase para planear e intervenir la ciudad, manifiestas no sólo en la infraestructura material de la urbe sino en el discurso explícito y eufemístico del poder político-económico que las provoca.

Las políticas públicas de desarrollo y planificación urbana en Querétaro, son el resultado del grupo de poder dominante del momento y obvian la visión global ciudadana de largo plazo para planificar y ordenar la ciudad. Estos grupos de poder valoran principalmente el espacio urbano en términos económico-utilitarios, los ciudadanos en cambio, en términos relacionales. Para los primeros el espacio construido es el espacio que debe dejarles ganancias económicas y de poder, para los segundos en cambio, es el espacio de las relaciones humanas-políticas.

En el discurso del poder dominante en la ciudad de Querétaro, se escuchan constantes alusiones a que buscan construir una ciudad sustentable y amable con todos, sin embargo son las acciones sintomáticas de estos grupos las que hablan de lo que ellos callan para evitar cuestionamientos. Siguen deseando una ciudad “moderna”, pero para ellos esta palabra tiene el significado de una ciudad industrial-comercial, donde haya ciudadanos ricos viviendo separados en fraccionamientos exclusivos privados y temerosos de los no ciudadanos o gente pobre.

En una lectura breve de la infraestructura de la ciudad de Querétaro como manifestaciones de acciones sintomáticas y discursivas del grupo de poder dominante podemos concluir que:

No ocupa el centro discursivo del poder político el desarrollo social, sino el crecimiento económico de las elites capitalistas de la ciudad. Obsérvese la cantidad de inversión en recursos en atraer centros comerciales e industriales que en su mayoría son franquicias extranjeras.

Los corredores de miseria en la ciudad son utilizados como sectores clientelares de grupos políticos que administran esta miseria. No hay inversión para el desarrollo humano de estos grupos. Obsérvese los programas asistencialistas como placebos sociales.

No existe organización y cualificación del espacio público. No existe inversión económica del Gobierno para la dignificación de éste como lugar de encuentro ciudadano. Obsérvese que construyen centros comerciales de varias Hectáreas y casi ninguna plaza pública nueva.

Cambios de uso de suelo municipales que privatizan espacio público, fragmentan y dividen la ciudad. Obsérvese la opacidad de las decisiones del Cabildo Municipal.

Promoción y excesivos privilegios a la industria de la construcción de vivienda sin un plan integral de desarrollo urbano, haciendo colonias fantasmas y desarticuladas de servicios municipales.

La falta de construcción de infraestructuras comerciales públicas (mercados tradicionales públicos). Desde hace décadas existen los mismos mercados públicos, generando más tianguis informales y clientelismo partidista.

La supremacía del autotransporte privado sobre el público. Se toleran conductas mafiosas de los dueños del transporte masivo de pasajeros, a los que no se les obliga a modernizar sus unidades. Se renunció en el sexenio estatal actual a la necesaria construcción de un sistema similar al eficiente metrobús. El resultado es cada vez más tráfico y estrés en la ciudad.
La carencia de un verdadero sistema integrado de transporte público masivo y colectivo integral a nivel metropolitano, acentúa la fragmentación de la ciudad.

La destrucción del medio ambiente como causa del desarrollo desordenado de la ciudad y sus sistemas de producción industrial, se maquilla con eufemismos y propaganda de que se busca ser una ciudad sustentable. La CONABIO (Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad) inició desde el 2002 la elaboración de Estrategias Estatales de Biodiversidad (EEB) en todo el país pero Querétaro es de los pocos estados del centro de la República que no ha adquirido esta responsabilidad”.

Los asesores urbanistas que contratan nuestros gobiernos deben de preferencia vivir y habitar la ciudad para poder interpretar correctamente sus síntomas, los gobernantes deben planear y construir para todos, no sólo para su propio grupo dominante. Ω

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s