No tomes Coca-Cola, mejor toma conciencia

Fachada de Femsa Querétaro sobre avenida Constituyentes. Foto: Ketzalkoatl
Fachada de Femsa Querétaro sobre avenida Constituyentes. Foto: Ketzalkoatl

Ignacio Cárdenas / Activista.-

El 22 de julio fue declarado por el Foro Social Mundial realizado en Porto Alegre Brasil a comienzos del 2003, como el día mundial contra las políticas de la corporación Coca-Cola. Es contradictorio el que muchas personas que buscan una revolución social, sigan consumiendo este producto nocivo para la salud física y de los pueblos.

La Coca-Cola es una de las marcas más reconocidas en el mundo, con presencia en casi todos los países. Cada día se consumen en el mundo más de mil millones de latas o botellas de Coca-Cola, equivalentes a 12,500 por segundo. Dicha omnipresencia y demanda se mantienen con los miles de millones de dólares que invierten en publicidad. La publicidad ha logrado asociar la Coca-Cola en la conciencia del consumidor con la vida sana, la amistad, el placer, el deporte, los buenos recuerdos, la superación personal y, sobre todo, la felicidad.

Los millones de dólares en publicidad no han evitado un creciente desprestigio de Coca-Cola debido a sus violaciones a los derechos humanos: represión antisindical, destrucción ambiental y precarización de la salud de niños y adultos. A fin de divulgar estos aspectos negativos e ignorados, el CIEPAC (Centro de Investigaciones Económicas y Políticas de Acción Comunitaria) publicó un minucioso análisis sobre la corporación Coca-Cola en trece capítulos durante 2003-2005 en su portal web (www.ciepac.org/campanas/cocacola/documentos.php).

Los mayores problemas laborales que se han documentado, ocurren en Colombia. Organizaciones sindicales de varios países acusan a Coca-Cola y a la corporación mexicana FEMSA Coca-Cola -dueña de seis embotelladoras en Colombia- de contratar a paramilitares para asesinar a sindicalistas. Las acusaciones se formalizaron en tribunales en Estados Unidos.

En 2001, SINALTRAINAL (Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema Agroalimentario, Colombia), sindicato que congrega a 2.500 empleados de Coca-Cola en Colombia, demandó a esta transnacional ante la corte del Sur de la Florida para que condene a Coca-Cola y a sus filiales por los abusos cometidos contra sus trabajadores.

En 2002 se constituye la audiencia pública popular “Héctor Daniel Useche contra la impunidad SINALTRAINAL clama justicia”, que tras tres sesiones (Atlanta, Bruselas y Bogotá) consideró culpable a la compañía y cómplice al Estado colombiano.

Esta audiencia elaboró un plan integral de reparación del daño causado a las víctimas. Tras seis meses de silencio de la compañía, el 22 de julio de 2003 (histórica fecha proclamada en 2003 por el Foro Social Mundial como día internacional contra Coca-Cola) se lanza la campaña mundial como medida de presión aprobada por la audiencia pública. ( “Amenazados dirigentes de SINALTRAINAL trabajadores de Coca-Cola”, disponible en: http://www.sinaltrainal.org/index.php).

La campaña cuenta hoy con el respaldo creciente de cientos de organizaciones en todo el mundo.

En México se consume más Coca-Cola por persona que en cualquier otro país. FEMSA México, es hoy la segunda embotelladora de Coca-Cola en el mundo y la primera en América Latina. Un consumo de 487 botellas de Coca-Cola por persona al año, el mayor en el mundo, hacen a los mexicanos superar a los estadounidenses “con sólo” 436 botellas por persona. En México se consume casi la mitad (46%) de toda la Coca-Cola vendida en América Latina y siete de cada 10 refrescos que se venden en México son de la Coca-Cola.

En cualquier tiendita de México, las ganancias por vender Coca-Cola a la semana son de alrededor de $462 pesos y al mes son $1,848 pesos, que se gastan en su mayoría, en pagar la luz de los refrigeradores de los mismos refrescos.

Así Femsa, Coca-cola domina los mercados de México y Argentina, pero como consorcio Femsa-Panam Coca-cola extiende su poder a Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Nicaragua, Venezuela y así abarcando el conjunto de América latina.

El corporativo Oxxo (Femsa-Coca-Cola) se utiliza para distribuir los productos Coca-Cola, cuenta actualmente con un total de 9,561 tiendas estratégicamente ubicadas en México y Colombia, OXXO es el comercializador más importante de productos Coca-Cola y cerveza en el país, es un monopolio. En 2011 abrió 3 tiendas diarias en promedio. En Querétaro abre anualmente 24 tiendas en promedio, afectando a cientos de pequeños comerciantes locales.

En Querétaro el 12 de marzo de este año, alrededor de 250 trabajadores de la empresa Coca-Cola FEMSA (KOF) -antes Refrescos Victoria del Centro SA de CV- acudieron a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la Secretaría del Trabajo para demandar a esta empresa por violación del contrato colectivo de trabajo, pues a decir de los trabajadores, no se les notificó del cambio de razón social de la empresa, situación que actualmente causa que su salario sea menor y con más horas de trabajo.

También el uso irracional de los recursos naturales y el daño al medio ambiente son constantes en la forma de operar de la corporación. Es patético que la empresa Coca-Cola, que gasta al menos tres litros de agua para producir un litro de su producto, que paga el agua a precios más baratos que la población en muchos países y que seca y contamina tierras para luego trasladar sus plantas a otro lugar que arrasar, sea a la vez la patrocinadora del Foro Mundial del Agua.

Cifras de la planta de FEMSA en San Cristóbal, Chiapas indican que el “número óptimo, o la meta, es 2.1”, es decir, “se extrajeron 2.1 litros de agua por cada litro de bebida que se embotelló… aunque normalmente tiene valores diarios y mensuales de 2.2 a 2.4”. (Castro Soto, Gustavo, “Coca-Cola: la historia negra de las aguas negras”, 13 partes. CIEPAC, 2003-2005. La serie está disponible en: http://www.ciepac.org/campanas/cocacola/documentos.php).

En 2003 la planta pagó a la Comisión Nacional de Agua (ni siquiera al municipio de San Cristóbal) sólo 320 mil pesos (US$29 mil), el equivalente del 0.072% de las ventas anuales de FEMSA en San Cristóbal. El Gobierno Federal mexicano está regalando el agua a la Coca-Cola, pero cuando se agotan las reservas de agua, los municipios y las comunidades son las que que pagan los costos, porque la Planta sencillamente se desplaza a otro lugar. (García García, Antonino, “La gestión del agua en la cuenca endorreica de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas”, tesis de maestría en Ciencias en Desarrollo Rural Regional, Universidad Autónoma de Chapingo, Estado de México, junio de 2006).

Para poder introducirse en zonas rurales o indígenas, las distintas embotelladoras de Coca-Cola en México (FEMSA es sólo una de ellas ) crearon la Fundación Coca-Cola. Esta institución “filantrópica” construye o equipa escuelas y otorga becas a estudiantes, a fin de facilitar el acercamiento de las embotelladoras a predios con cuerpos de agua, propiedad de comunidades. Claro está que también marcan las escuelas por doquier con su temible logotipo…

Muchos de los ingredientes de Coca-Cola son nocivos para la salud, mencionemos sólo algunos:

El ácido fosfórico (E-338) es un corrosivo de uso industrial utilizado como aditivo. En el cuerpo provoca desmineralización ósea, no permite la absorción de calcio en el organismo, debilitando los huesos. Una lata de Coca-Cola tiene alrededor de 50 mg. de cafeína, cantidad excesiva para los niños. Cuando Coca-Cola utiliza en vez de azúcar, la alta fructuosa de maíz (un transgénico) para endulzar el refresco, pone en riesgo la salud de los consumidores, pues no se han probado los efectos a la salud humana de los transgénicos. Una lata de Coca-Cola contiene aproximadamente 10 cucharillas de azúcar, un estudio publicado en The Lancet indica que la probabilidad en un niño de volverse obeso aumenta el 1.6 % con el consumo de cada lata por día de un refresco endulzado con azúcar. (viaorganica.org/acido-fosforico-ingrediente-coca-cola).

El color característico de la Coca-Cola se debe a un aditivo llamado e-150, este ha sido asociado con deficiencia de vitamina B6 que es importante para la metabolización de las proteínas y la salud de la sangre. La Coca-Cola light y la Coca-Cola Zero usan sustitutos de azúcar en grandes cantidades. Uno de estos sustitutos se llama E-951 (aspartamo) que puede provocar Alzheimer, daños cerebrales, pérdida de memoria y confusión mental . En 1996 se descubrió la relación de este componente con tumores cerebrales, linfomas y leucemias. Además, los componentes químicos del aspartamo tienen otras consecuencias graves por un consumo excesivo, como daños en la retina y en el sistema nervioso. (www.saludcolombia.com/actual/salud39/noveda39).

Los productos de Coca-cola para boicotear en México son; Coca-cola, Coca-cola Light, Jugos del Valle, Sprite, Sprite Light, Fanta, Fresca, Delaware Punch, Manzanita Lift, agua Ciel, Ciel mineralizada, Senzao, Powerade, Quatro, Nestea (en sociedad con Néstle), Mikey aventuras (en sociedad con Disney) King Light, Seagram´s y Beat. Ω

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s