Querétaro, tan cerca de Red Q, tan lejos del Metrobús

Persona esperando al transporte público en la parada. Foto: Ketzalkoatl
Persona esperando al transporte público en la parada. Foto: Ketzalkoatl

Víctor Xochipa/ Luisa Zapata | Reportero.-

A cuatro años de la promesa de mejorar el transporte público, el gobierno del Estado, encabezado por el gobernador, José Calzada Rovirosa, ha propuesto como solución parcial a la problemática de la obsolescencia del servicio público de transporte de pasajeros, el sistema de prepago Red Q (sin haber implementado aún un Plan integral de movilidad urbana sustentable), por lo cual ha recibido fuertes críticas de la población.

El 24 de abril del 2013, Sergio Chufani Abarca, ex secretario de la SDUOP declaró que el Gobierno aplazaría el proyecto invertir en un tren suburbano para la ZMQ, aduciendo motivos económicos, debido a que su costo estimado superaría los mil 500 millones de pesos. Sin embargo, durante la presente administración, el Gobierno estatal a través de la SDUOP ha aprobado y ejecutado proyectos igualmente costosos, como es el caso de los más de 182 millones de pesos del distribuidor vial Constitución de 1917 (solamente en su primera -de cinco- etapa), el distribuidor vial Bicentenario que costó 350 millones de pesos, o la primera etapa de los cuatro carriles de Paseo Fundadores con un costo de 255 millones de pesos; pertinente es mencionar también la donación hecha a Televisa (860 mdp y un terreno de 33 mil m2) (1). Se podría haber financiado entonces, por lo menos, una línea de transporte público del tipo Metrobús.

“En Querétaro, con el costo del Distribuidor Vial Bicentenario se pudo haber financiado una línea de metrobús (400-500 millones de pesos con 10-15 km), y se podría haber complementado con recursos del Fondo Metropolitano, o el Programa de Apoyo Federal al Transporte Masivo (PROTRAM). En un sexenio se podrían hacer 2 o 3 líneas de Metrobús y se pueden financiar con la economización del gasto de infraestructura vial, el impuesto a la gasolina, pago de tenencia y pago por externalidades”, afirmó Ricardo Arredondo Ortiz, experto en transporte y representante de México en el tema de Movilidad Urbana Sostenible ante la Asociación Mundial de la Carretera 2012/2015.

El Metrobús tiene la capacidad de transportar entre 70 y 240 pasajeros (según el tipo de vagones). Reduce el número de viajes en auto por día, disminuye aproximadamente el 30% de accidentes viales, ahorra a sus usuarios el 50% de tiempo en traslado, y reduce en gran porcentaje la contaminación de CO2 en el aire (2). Ha sido catalogado como el mejor medio de transporte del siglo XXI, y funciona exitosamente en el país en al menos dos ciudades: DF y León, Guanajuato.

De acuerdo con Arredondo Ortiz, “En la ciudad de Querétaro, circula un auto por cada dos personas. Dentro del área metropolitana el parque vehicular alcanza el medio millón de automóviles, esta cantidad supera el número de autos que tiene la Ciudad de León, Guanajuato. La diferencia, es que hace 12 años la ciudad de León implementó el Optibús (Metrobús) y hoy es una de las ciudades más eficientes en movilidad”.

El metrobús en León, costó 720 millones de pesos, la mitad se gastó en infraestructura y la otra mitad en equipos. Ellos trasladan, 500 mil pasajeros al día, tienen tres redes troncales y van por la cuarta línea. En la compra de un boleto el usuario puede hacer hasta tres transbordos. La línea tiene 25 km de carriles exclusivos, tres terminales, 51 estaciones, y varios sistemas alimentadores (3). Además cuenta con una importante red de ciclovías de 70km, inclusive fue catalogada en el 2010, por el Observatorio de Movilidad Urbana para América Latina, como la tercer ciudad a nivel América Latina con la mayor red de ciclovías, después de Bogotá, Colombia y Curitiba, Brasil (4) .

Desde el primer Informe de Gobierno de José Calzada Rovirosa, se planeó iniciar ese mismo año con el sistema de prepago, pero no fue sino hasta tres años después -2013- que a través del Fondo Metropolitano de la Ciudad de Querétaro, fueron destinados 105 millones de pesos para el sistema de prepago Red Q.

Paralelo a esta acción se retiraron 400 unidades de transporte público, hecho que desembocó en paros de los choferes, y movilizaciones de protesta contra Red Q por parte de los viajeros afectados.

Enrique Saavedra, usuario de la tercera edad dijo “El gobierno está prometiendo una modernización, pero seguimos sufriendo del maltrato de los choferes, por otro lado hay camiones que no tienen la máquina para hacer efectiva la tarjeta, el diseño de las rutas es caótico hay paradas con una distancia de más de mil metros una de otra. Y en la guía de rutas los mapas no se pueden ver ni leer bien”.

Según cálculos de Ricardo Arredondo Ortíz, se está reduciendo la velocidad de circulación en automóvil: antes, en las principales arterias de la ciudad (Bernardo Quintana, 5 de Febrero, carretera 57) se viajaba a 80 km/h, pero ahora se conduce a 60km/h y 40km/h y en algunas calles del centro se circula a 20Km/h. Lo que significa una reducción en promedio de 20km/h. “Hice un cálculo para saber el costo ambiental de la reducción de velocidad, y encontré que la huella de carbono se elevó de 3 millones de toneladas per cápita al año a 6 millones de toneladas. Quede anonadado”, refirió el entrevistado. Adicionalmente, la contaminación atmosférica de la zona Metropolitana se ha incrementado a causa del diseño de la ciudad (5).

La ineficacia del transporte público ha crecido a la par de los subsidios gubernamentales e intereses políticos. Sin embargo, al variar la mecánica de operación, los concesionarios batallan con los choferes porque les han cambiado las reglas del juego, y nadie quiere perder los beneficios conseguidos; se muestran en extremo apáticos a cualquier cambio que consideren afecta a su bolsillo, e indiferentes ante otros medios de movilidad que beneficien a la población.

Para mejorar el transporte público, Arredondo Ortiz recomienda invertir en transporte masivo, ciclovías, calles peatonales y en algunos casos cierres de calles para el automóvil particular, “Pero si las autoridades no toman decisiones integrales, y el director del Transporte Público trabaja solo, y contrasta con lo que hace el secretario de SDUOP, y no se involucra a la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SEDESU) no se resolverá el problema de movilidad”.

Los ciudadanos de la Zona Metropolitana de Querétaro exigen mejorar el transporte público, aunque pareciera que el Gobierno y los concesionarios, están esperando tiempos electorales para usar el tema con fines partidistas y gremiales. Ω

Referencias
(1)Informes de Gobierno 2010-13.
(2)www.ctsmexico.org/node/5
(3)oruga-sit.leon.gob.mx
(4)www.cleanairinstitute.org/ciudades/ciudades php?pag=16&sec=70
(5)Ketzalkoatl número 62, “Querétaro diseñado para el auto privado”.
reporteroktk@post.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s