El precio de la movilidad: Hércules podría afectarse por el tren rápido

Tren KCS en su recorrido por Querétaro. Foto: Ketzalkoatl
Tren KCS en su recorrido por Querétaro. Foto: Ketzalkoatl

Gemma Trejo | Profesor – Investigador, ITQ

Obtuve el título de arquitecto en marzo de 2004 mediante un proyecto de investigación, la imagen urbana de la zona de la ciudad que más me cautiva: Hércules. Para mí es un ícono, adentrarte en esas pequeñas calles, rodeadas de viviendas muy pintorescas y descubrirte en el presente pero con la satisfacción de realizar este viaje mágico hacia los tiempos en los que la fábrica de tejidos funcionaba y era uno de los motores de la economía queretana, llegando a alojar a mas de 3 mil empleados cuando en Querétaro no había más de 50 mil habitantes; lugar en el que se gestó toda una comunidad con la infraestructura necesaria para el momento que estaban viviendo (cerca de 1900), claro con lo que implicaba por el tiempo y las políticas que atropellaban a sus trabajadores y el entorno en el que los hacían subsistir.

El rostro oculto de la modernidad: no incluye a las comunidades

Ahora para dar paso a una mal llamada “modernidad” que más bien, por lo que plantean acerca del alcance de su proyecto, es la inserción de un modelo capitalista donde no tendrán cabida la mayoría de los queretanos, se pretende arrasar con ese ícono urbano y mediante especulaciones están poniendo en tela de juicio el apego de una comunidad hacia sus raíces y su patrimonio, con el proyecto de un tren bala o tren rápido que dará una movilidad irrefutable a nuestro Estado.

Proyecto que además viene a detonar el crecimiento económico del mismo, las cifras extraoficiales describen que se estarán moviendo 22 millones de personas para esta zona que genera el 13% del PIB en el país; la inserción de un proyecto descontextualizado como este, dará lugar a la creación de una herida urbana y social, que difícilmente podrá sanar, en una de las comunidades más arraigadas y características de nuestra ciudad.

Y por supuesto, no queremos vivir en el pasado sino acercarnos a sistemas de transporte masivos y eficientes, Querétaro es el protagonista del nudo carretero más importante del país, y tendría la pauta para ser partícipe del ferroviario.

Y entonces ¿por qué no ubicarlo en una superficie aledaña? donde no se dañe a una comunidad, su patrimonio y su identidad -que es tan importante como la de cualquier otra- indistintamente de su nivel socioeconómico, porque se pretende desalojar a las personas de sus viviendas, negocios, de la Escuela de artes y oficios, de dos fábricas manufactureras, y del panteón mismo, de sus apegos, tradiciones y hasta sus difuntos. Desde el mes de Mayo empleados de la empresa PROINTEC recomendaron textualmente a los habitantes “la realización de un avalúo de sus propiedades y señaló que posteriormente regresarán sus abogados a gestionar el pago de la vivienda”, se lee en el comunicado de los vecinos donde convocaron a una reunión urgente el día 23 de septiembre del año en curso.

El 28 de enero de 2013 durante el informe de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes acerca de este proyecto y su impacto ambiental, fue destacado como un proyecto amigable con el medio ambiente, pues se retoma el uso del tren como medio de transporte, pero ¿puede ser amigable con el medio ambiente cuando tendrá un impacto social severo en los habitantes de la zona donde se ubicará la estación del tren? Si las especulaciones fueran ciertas, de un momento a otro, gracias a que se viene a insertar la estación en una de las comunidades mas emblemáticas y tradicionales, se producirá una herida social que quizá nunca sane.

Y hasta el 26 de septiembre pasado, los vecinos de las colonias adyacentes a las vías del ferrocarril de la zona de Hércules no tenían una respuesta oficial que respondiera a la incertidumbre que dicha empresa generó al interior de la comunidad.

En recientes declaraciones por medios impresos, el secretario de Desarrollo Sustentable, Marcelo López Sánchez, declaró “no hay ni siquiera una definición de una ruta, obviamente hay varias posibilidades de los derechos de vía de donde va a ser la ruta, entonces por ahí pasa una vía y ya está el derecho de vía” (am de Querétaro y Plaza de Armas, 26 de septiembre); mientras que en las redes sociales (twitter) se va formando la versión de que al ser un proyecto federal no se sabe aún nada de la trayectoria que desarrollará el recorrido del tren y establecen no conocer la ubicación de la estación. Es entonces cuando debemos cuestionarnos sobre nuestras autoridades, pues deberían estar enteradas, ya que esta obra se ejecutará en el Estado o Municipio que representan. No sea que para evitar el reclamo social se esté desviando la atención de este problema que ya deja sin tranquilidad e incertidumbre a los habitantes del lugar y a quienes lo fueron por los apegos que el lugar les representa.

Hasta ahora, 28 de Septiembre 2013, la versión oficial es que no habrá afectación sobre las construcciones de la zona, dejan en claro que el proyecto definitivo se expondrá en 2014.

Y en el aire queda la interrogante: ¿Se respetará la integridad e identidad urbana y social no sólo de esta comunidad sino de cualquier otra, sobre intereses financieros y de cualquier índole?

gtrejo3@hotmail.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s