Amarga o dulce Navidad

12amarga

Marcela Romero | Gerontóloga Social

Ansiosamente esperamos estas fechas navideñas, ya sea con alegría o con preocupación, pero siempre alertas en el mejor de los casos, visualizando “este año sí” logremos equilibrar todos nuestros intereses en cada actividad concerniente a esta intensa época, que algunos acertadamente nombraron por ello “Maratón Guadalupe-Reyes”.

Más allá de los aspectos histórico culturales que gestaron estas tradiciones, sin duda la manipulación mediática parece orillarnos a toda clase de atraco a nuestra economía y salud. Sonriendo y llorando, marchamos enfilados entre tiendas, restaurantes y una que otra posada que aún se sostiene al menos bajo pretexto de cierre de actividades laborales.

Como acostumbramos los que escribimos en este periódico, aquí lo que buscamos es invitar a la reflexión y al activismo personal que nos permita actuar con libertad y conciencia, tejiendo y construyendo nuestro propio presente y futuro. Así pues, invito esta vez a hacerlo en torno a los siguientes aspectos (muchos seguramente quedarán en el tintero):

Tradición: La tradición nos permite identificarnos como colectivo y, trasmitirla de generación a generación, posibilita mantenerlas, toda vez que estas nos parezcan importantes e inocuas para nuestras personas y familias. En un mundo globalizado y mediatizado, la tentación nos lleva a ir diluyendo fronteras e identidades, con sus consecuentes riesgos en dicha identidad y en asumir estereotipos ajenos. Ellos nos han llevado, entre otras cosas, a debilitar nuestra soberanía alimentaria, pues siempre parecerá más “in” incorporar lo ajeno.

Las fechas decembrinas, no obstante lo arraigado de sus tradiciones, han venido incorporando nomenclaturas, personajes y rituales extranjeros. No podemos hablar de algo puramente mexicano, puesto que seguramente ni la Navidad estaría segura de permanecer como la hemos conocido, por ello dejamos a criterio de ustedes, qué es oportuno rescatar y qué dejar. Algo positivo de intentar retornar a las que cada quien considera sus raíces, será apoyar el mercado regional y nacional de los productos que nos posibiliten hacerlo. Interesante y también oportuno será evitar también una enorme huella ecológica, que nuestras tradiciones no impliquen, por ejemplo, la tala de árboles (aunque siembren otros, ¿qué necesidad tenemos de cortar vida por un mes de ornato?) ni la generación desmesurada de basura de todos los regalos, suvenires y adornitos. Así pues podemos dirigir nuestra mirada a las tradiciones bajo la óptica de responder a lo que en verdad consideremos es “el espíritu navideño” y lo que no, o que incluso, resulta contrario.

ECONOMÍA FAMILIAR: Cuando se cuida el medio ambiente y las tradiciones parece que nos encontramos con la enorme sorpresa de que nuestro dinero rinde más, y es que en verdad, en estas fechas se tira tanto dinero en aras de mostrar un estatus a través de productos y servicios de supuesto prestigio. Falsas necesidades sembradas para mover la economía, como se ha corroborado en los supuestos “buen fin”, que se nos depositaron en recién para realizar compras masivas, de pánico, un estrés por aprovechar toda clase de pseudo-oferta y que al final, resultaron fútiles, si no es que incluso, como señaló PROFECO tras más decenas de demandas en nuestro estado, fraudulentas. Pero lo sabemos y lo hacemos, conscientes de querer hacerlo mas inconscientes de por qué lo queremos, como alguna vez advirtiera Foucault. Así es que en un ejercicio de súper-visión, podemos hacer varios ajustes: La Navidad no es mejor porque gastes más. No es mejor un pavo relleno que un pozole, unas botanas variadas que un caviar, ni es mejor un gran árbol pleno en detallitos caros que uno con detalles elaborados por nosotros, o con esas figuritas sobrevivientes tras años que encierran sus propias historias; ¿qué es mejor? Nosotros somos los que ponemos valor y significado a las cosas, los que creamos nuestras memorias anecdóticas y semánticas, que nadie te las venda ni conduzca. Crea tus historias, establece tus valores y ¡ahorra!

Salud: Estamos atravesando una época importante en nuestro país en materia de salud pública y tiene que ver, en lo individual y familiar, con la posibilidad de padecer ciertas enfermedades, no porque se nos contagien, sino porque el comportamiento alimentario y nuestros estilos de vida están siendo comunes y muy vinculados con ellas. Así pues, el tema de la obesidad, el sobrepeso, la diabetes, la hipertensión arterial, la enfermedad renal y de corazón, ya sea juntos o separados, son algo que se tiene que asumir como familia. Un familiar nuestro con diabetes u obesidad, no requiere verse aislado de las festividades o que le cocinemos algo diferente. Gracias a ellos, la familia descubre que puede unirse para mejorar los hábitos de todos, pues le permite identificar el potencial que tiene de enfermar igual, de forma previa. Es así como convertimos una situación en oportunidad y nos volvemos resilientes.

En familia. Sábete que en esta época es muy fácil que nuestros familiares con estos padecimientos empeoren, si no tomamos las medidas colectivas solidarias.

Siempre deberán de ser más importantes las personas que la misma tradición y estatus. Construyamos las tradiciones sanas que nuestra familia necesita, hagamos colectivos fuertes en nuestros hogares y los de nuestros seres queridos. Seguramente no vendrá en caja y con moño, pero la solidaridad y el amor, la preocupación por el otro, siempre son el mejor regalo.

Que estas fechas posibiliten todo tu potencial humano de actuar en pro de una mejor humanidad, sea así el dulce de tu dulce Navidad. Nuestros mejores deseos.Ω

marceromero70@hotmail.com

Escúchanos los jueves 14:00 hrs en COMA Y PUNTO
de Radio Universidad por el 89.5 fm.
Programa de la Licenciatura en nutrición de la UAQ

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s