Gobierno Estatal, ¿Qué clase de prensa quieres?

pregunta

Mikhail Robles | Editor

El periódico Ketzalkoatl sufrió un retiro de publicidad oficial por parte del Gobierno del Estado de Querétaro, violando los derechos fundamentales del periódico –entre ellos el de la libertad de expresión– al distribuir de forma inequitativa, arbitraria y sin transparencia la publicidad que sus Institutos y Dependencias del Gobierno estatal pagan, con recursos del erario, en medios de comunicación nacionales y locales.

Censurar la prensa crítica, ahora se hace con el argot mercantil “No eres nuestro target”, “decidimos dejarte ir”, y “estamos recortando el presupuesto”, son entre otros, los argumentos que esgrimen los responsables de distribuir el presupuesto publicitario del Gobierno del Estado de Querétaro. Argumentos nunca dichos a los medios corporativos afines a la administración en turno, llámense Televisa, Azteca, Diario de Querétaro, Grupo Acir, Cablecom, y algunos otros.

Nos dejan claro el mensaje: quieren una prensa para aumentar el poder de los pocos viles en el poder y envilecer el espíritu de todos los queretanos. Una vergüenza y una simulación de prensa. La Publicidad Oficial en Querétaro se usa por el Gobierno como un sistema que busca premiar o castigar las líneas editoriales de los medios de comunicación. Urge transparentar los criterios que se siguen para la asignación de estos recursos.

Desde 2012 Fundar y Artículo19 (organizaciones civiles que se dedican a la incidencia en políticas e instituciones públicas a través de la construcción y socialización de conocimiento especializado) realizaron una investigación sobre el gasto en publicidad oficial en las entidades federativas, enfocados en dos rubros, el acceso al gasto en publicidad oficial y la cantidad de gasto. Querétaro fue de los 11 estados que obtuvieron la calificación más baja, debido a su opacidad del gasto en publicidad oficial. En la página de publicación de los resultados de dicha investigación, http://publicidadoficial.com.mx/, sólo hay datos del 2010 y 2011, antes de 2010 nada, después de 2011 nada.

Cito textual dicha página que presenta la información del Gobierno Estatal de Querétaro: “La Secretaría de Planeación y Finanzas informa que no tiene identificada cuenta alguna sobre el gasto en publicidad oficial por lo que nos remitieron el presupuesto aprobado de la Coordinación de Comunicación Social y nos remitieron a Internet para el gasto ejercido de ambos períodos. Por la misma razón no nos compartieron ningún tipo de información desglosada. No pudimos interponer un recurso de revisión porque para esto es necesario acudir personalmente”.

Del 2010, se sabe que el Gobierno del Estado de Querétaro sobreejerció un 109% del gasto originalmente aprobado. El presupuesto aprobado 33 millones 701 mil 287 pesos con 69 centavos, se rebasó hasta gastar un total de 70 millones 407 mil 692 pesos con 52 centavos y para 2011 sólo se tenía un presupuesto aprobado $33,476,059.97, ningún otro dato aparece, porque no hay transparencia en Querétaro sobre los criterios para asignar y aprobar el presupuesto publicitario. Algunos compañeros de medios locales llevan años solicitando a través de las instancias correspondientes, dicha información. Responden con un laberinto de buenas intenciones, pero nada.

Fundar argumenta: “La ausencia de criterios claros para la asignación de la publicidad oficial permite un uso arbitrario y discrecional de la repartición de ésta. Esta práctica está reconocida como violatoria a la libertad de expresión. En la medida en que las presiones ocultas o indirectas ejercidas por funcionarios del gobierno tienen el propósito o efecto de interferir con la libertad e independencia de los medios, violan las normas internacionales de los derechos humanos”.

Cierto es que los órganos de poder siempre han controlado la información que ofrecen los medios. Así fue como el verdadero periodismo original, incómodo para el poder, se transformó en un “periodismo corporativo comercial”.

Uno de los retos más importantes a los que nos enfrentamos los medios libres es el de la sustentabilidad. Hacer periodismo cuesta dinero, no sólo para remunerar a las plantillas y a algunos colaboradores, sino para mantener la propia infraestructura, el mantenimiento de una página web, el transporte, las rentas, son gastos que, si no están cubiertos, la publicación no sale a imprenta. Y eso que nosotros tenemos periodicidad mensual.

Gracias a los medios libres, el sector crítico de la sociedad queretana tiene un referente para estar informado. Para avanzar y construir medios libres es indispensable regular la relación financiera entre medios y poderes políticos y empresariales. Los medios libres también esperamos que la solidaridad ciudadana nos ayude a mantenernos a flote.

La publicidad de gobiernos a los medios libres no es una caridad, no rogamos por migajas, exigimos justicia y transparencia al asignar los recursos públicos a la publicidad en medios.

Gobierne quien gobierne continuaremos con la que debería ser la función de cualquier periodista: fiscalizar el poder. Hemos demostrado que se puede hacer otro periodismo y que a la gente le interesa. Los queretanos tienen ganas de información alternativa de calidad y en el Periódico Ketzalkoatl tenemos seis años trabajando para dárselas.

dektk@post.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s