WALDORF: La educación como proceso curativo

Niños aprendiendo en El Cimatario. Foto: Ketzalkoatl
Niños aprendiendo en El Cimatario. Foto: Ketzalkoatl

Concepción Martínez | Guía Waldorf.-

Uno de cada diez niños de 10 años de edad, ya toma una droga diaria contra el TDAH. Pero el padre científico del TDAH ha seguido la explosión de prescripciones con creciente horror. Leon Eisenberg asumió la gestión de la psiquiatría en el prestigioso Hospital General de Massachusetts en Boston y se convirtió en uno de los psiquiatras más famosos del mundo. En su última entrevista, siete meses antes de su muerte por cáncer de próstata a la edad de 87 años, se distanció de su indiscreción juvenil.

Un hombre alto y delgado, con gafas y tirantes abrió la puerta de su apartamento en la Plaza de Harvard en el 2009, me invitó a la mesa de la cocina y sirvió café. Él dijo que nunca habría pensado que su descubrimiento podría algún día llegar a ser tan popular. “El TDAH es un excelente ejemplo de un trastorno inventado”, dijo Eisenberg. “La predisposición genética para el TDAH está completamente sobrevalorada”.

En cambio, los psiquiatras infantiles deberían determinar más detalladamente las razones psicosociales que pueden conducir a problemas de conducta, dijo Eisenberg. ¿Hay peleas con los padres, hay problemas en la familia? Estas preguntas son importantes, pero requieren de mucho tiempo, dijo Eisenberg, quien agregó con un suspiro: “Prescriba muy rápidamente una píldora para eso”. (Entrevista Der Sipiegel)

“Era en tiempos antiguos
que vivía vigoroso el pensamiento
en las almas de los iniciados
que el ser humano por naturaleza
enfermo está,
y el educar era considerado
como el proceso sanador
que al niño con la madurez
la salud al mismo tiempo daba”
Rudolf Steiner, Educador

Para ser en la vida un hombre pleno los maestros nos encontramos a menudo con niños especialmente sensibles a la presión que este sistema capitalista ejerce sobre el medio ambiente.

Cada vez más niños llegan estresados a las aulas, con manifestaciones físicas causadas por la contaminación, por el impacto de la agresividad de los medios de comunicación, o porque les toca vivir una vida que ningún niño merece vivir: maltrato, desnutrición, soledad, falta de juego etc.

La predisposición genética para el TDAH está completamente sobrevalorada

En 2009, siete meses antes de la muerte del Dr. Leon Eisenberg, el inventor del término TDAH, –trastorno por déficit de atención por hiperactividad- declaró a un periodista lo siguiente:

“La predisposición genética para el TDAH está completamente sobrevalorada”.

“La psiquiatría infantil debe determinar más detalladamente las razones psicosociales que pueden conducir a problemas de conducta, dijo Eisenberg. ¿Hay peleas con los padres, la madre y el padre viven juntos, hay problemas en la familia? Estas preguntas son muy importantes, pero lleva mucho tiempo responderlas, dijo Eisenberg, quien agregó con un suspiro: “es más rápido prescribir una píldora”.

Para los ahora millones de personas que han tomado medicamentos psiquiátricos por un diagnóstico “fácil”, que han sido catalogados como enfermos psiquiátricos y que viven las consecuencias de haber sido medicados por largos periodos, seguramente les parecerá que hubiese valido la pena un proceso más cuidadoso en su diagnóstico, tratamiento y educación.

Otro dato curioso es que los medicamentos psiquiátricos son autorizados para entrar al mercado, por médicos accionistas de los laboratorios que los producen; hemos sido sometidos a tal campaña de publicidad que la mayoría asume que el tratamiento para un niño con necesidades anímicas especiales es la medicación, y se ha popularizado la idea de que cualquier apoyo para un niño o su familia implica medicarlo.

Para los maestros que creemos que la educación es un proceso curativo, y que por este medio podemos llegar a ser hombres plenos, sabemos que: los niños pueden ser apoyados por TODOS LOS ADULTOS DE SU ENTORNO para ser en Sí Mismos la repuesta a sus circunstancias y no sólo lograr sobreponerse, sino al hacerlo, transformar las circunstancias.

Esa es la esperanza… que el presupuesto para educación sea para superar las circunstancias de una Nación, y que los trabajos de cada madre, padre, hermano, maestro por apoyar a un niño, nos transformen a nosotros mismos y a nuestras circunstancias.

http://www.waldorfqueretaro.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s