“Aquello de ser mamá”, Salud y alimentación con perspectiva de género

Venta de pan artesanal. Foto: Ketzalkoatl
Venta de pan artesanal. Foto: Ketzalkoatl

Marcela Romero | Gerontóloga social

··· Escúchanos los jueves 14:00 hrs en COMA Y PUNTO de Radio Universidad por el 89.5 fm Programa de la Licenciatura en Nutrición de la UAQ···

Seguimos trayéndote noticias desde los pasillos académicos universitarios, sobre ideas que, a juicio de los expertos maestros e investigadores en nutrición, puedan contribuir a la salud de las mamás con motivo de su festejo.

Antes de entrar en ello, me parece prudente dividir un poco las ideas y matizar en el enfoque de género. Cuando hablamos de género nos referimos al rol social con el que jugamos aquello de ser hombres o de ser mujeres y que poco y a veces nada tiene que ver realmente con tener esta característica sexual. Pues bien, tanto este artículo de mayo para mamis como el de junio para papis, nos parece que tendrán que contribuir a serias reflexiones al respecto, pues es en sí que estas fechas aluden justamente a aspectos de género con propósitos comerciales. Posteriormente tendremos claro, los consejos en cuanto a alimentación que podrían serles útiles.

En la historia del capitalismo se sembró la semilla que gestara a la mujer de hoy. Aquélla que debiera de ser madre, trabajadora y mujer, pero además de ello: buena madre, buena trabajadora y bella mujer. Recordando que en esta economía somos vistos como “mercancías consumidoras de mercancías”, resulta que el 10 de mayo enaltece a la mujer sumergida en el sistema: amorosa y trabajadora (procurando los satisfactores de sus familias, educativos, de salud, etc. Como principal responsable según la cultura latina), así como cuidando su belleza en todo momento (sujeta a los estereotipos de ésta y una multiplicidad de productos para ello, que le signifiquen en una “amalgama” para el hogar, es decir, lograr sostener su vida matrimonial). En todo ello, la madre sostiene el viejo esquema que satelita alrededor de la familia, secundaria y a la cual se le agradece cada 10 de mayo este nivel de abnegación.

Sé que hemos empezado muy fuerte, pero esta reflexión es necesaria, pues mucho faltaría discutir para comprender cómo este papel ha impactado en otros fenómenos de violencia, abuelidad, consumismo y feminización de la pobreza. En sí, la violencia estructural sobre el que se asientan y en la que funcionamos y hacemos funcionar el sistema. Por eso hoy, sobre todo, queremos hacerte partícipe de un verdadero reconocimiento a tu labor, mamá. Ante las carencias, administras tu hogar optimizando todos los recursos, por ejemplo los alimentos (la gastronomía mexicana nace de esta gran imaginación), zurces la ropa, estudias y sales a trabajar a veces más y por menos que el hombre. Te has flexibilizado y diversificado. Te embelleces y cuidas a tus hijos y hasta a tu esposo como si también lo fuera. Esto de ser madre en nuestra cultura es digno de reconocerse, pues en serlo recae algo política y hasta religiosamente organizado. Pero queremos pedirte hoy que pienses en ello y te cuides, que este desgaste excesivo no sólo te toca a ti. Que eres importante por ser tú ante todo y por ser mujer. Que la maternidad que has asumido es muy valiosa y no debe acabarte.

Con este preámbulo, nuestros expertos académicos, como la psicóloga Anita Rodríguez, recomiendan “considerar que la alimentación es un acto social muy importante donde los niños aprenden hábitos, costumbres, tradiciones y la cultura del país donde viven, además de mejorar la comunicación familiar, por lo que las comidas en familia deben disfrutarse plenamente y no ser un listado de lo que no se debe comer. Una mamá (y el papá también debe participar) debe de estar informada de la mejor forma de equilibrar la alimentación tomando en cuenta el plato del buen comer y hacer de cada episodio alimentario una oportunidad de descubrir, conocer, paladear y disfrutar diferentes sensaciones gustativas, que permitan a cada miembro del clan familiar compartir la experiencia de la degustación”, ¡construir en familia nuestro propio baúl de recuerdos, tradiciones, evocaciones!

A partir de su trayectoria como investigadora, la Dra. Tere García concluye en la importancia de distribución en calidad y cantidad de los alimentos a lo largo del día (4-5 tomas) en combinación con actividad física, preferentemente moderada y constante.

Como mencionamos en el artículo de abril para los niños, no nos cansaremos en insistir, como señala el Dr. Jorge Luis Chávez, “La mejor forma de procurar hábitos recomendables para tener un estado nutricio adecuado en toda la familia es predicar con el ejemplo”, mamá y papá son la cuna de los hábitos de los hijos. “Una recomendación práctica es incluir diferentes verduras y frutas en todos los tiempos de comida, ésto da color y variedad a los platillos, además de proveer de fibra, vitaminas y minerales, al cuerpo, asimismo disminuye la densidad energética y estimula la saciedad. Las mamis no deben olvidar que para la familia es muy importante la comunicación y convivencia buscando la integralidad en cada uno de los miembros de la familia. En ese sentido la práctica de algún deporte que nos guste es altamente recomendable como parte de un estilo de vida, no como un castigo o como algo necesario para sólo bajar de peso.”

Así mismo y con esto nos gustaría concluir, contribuye la maestra Carmen Salazar, que el factor clave es que las mamás asuman primero la responsabilidad que tienen CON ELLAS MISMAS en cuanto a cuidar su propia salud. “Pues, en la medida en que eso suceda habrá actos que impactarán en cada uno de los miembros de su familia como son: vigilar su salud, mejorar su alimentación y estilo de vida que implica hacer ejercicio”, no sólo moverse, sino tener una práctica; “no fumar y medir el consumo de alcohol. En nuestra sociedad se nos ha enseñado que al ser madre en automático pasas a ser la última en la escala de importancia respecto al resto de los miembros de la familia, olvidándose que estar a cargo de un hogar requiere de mucha fortaleza física y espiritual; eso es salud; por lo tanto los actos que se ejecuten en pro de ello serán el mejor ejemplo para las nuevas personas en formación. No olvidemos que las palabras son viento, los actos son hechos…” Felicidades. Ω

marceromero70@hotmail.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s