Liga peatonal inicia su camino con el pie derecho

liga Cortesía de DériveLAB | ONG

El peatón tiene derecho a vivir en un ambiente sano y a disfrutar libremente del espacio público; a ser visible en la ciudad. También tiene el derecho de transitar con las condiciones de seguridad adecuadas para su salud física y mental; de caminar dignamente. Por estas razones, un grupo de ciudadanos y colectivos de diversas ciudades del país acudieron al llamado del Primer Congreso Peatonal realizado en Pachuca, Hidalgo, con el objetivo de emprender acciones para hacer ciudades más caminables. Este Primer Congreso fue convocado por una red de organizaciones e individuos llamada Liga Peatonal quienes buscan concientizar a la población y los gobiernos sobre las problemáticas que enfrentan los caminantes de las ciudades mexicanas al transitar por sus espacios públicos. Impulsar en la consciencia de la sociedad la noción de que el ser humano es, antes que otra cosa, un ente de naturaleza peatonal. Las voces peatonales La primer participación estuvo a cargo de Roberto Remes, director de Fundación Ciudad Humana México y fundador de la iniciativa Rey Peatón, quien expuso algunos puntos relevantes para emprender una agenda nacional que promueva la participación ciudadana en materia de movilidad peatonal. Resaltó que las actividades deben tener una visión que busque que los mexicanos cuenten con ciudades tranquilas, seguras, con cero muertes por accidentes viales. Metrópolis en las que el simple hecho de caminar se convierta en un acto agradable y deseable, base para la convivencia entre ciudadanos. Roberto Remes explicó que para fortalecer esta agenda es necesario que las organizaciones de activistas, la Liga Peatonal, trabaje con dos enfoques, uno que incida a nivel gubernamental y otro que genere una participación social a través de la educación. Luis Chías, coordinador general de Geotecnología en Infraestructura, Transporte y Sustentabilidad del Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México, durante la segunda intervención del Congreso expresó que una de las razones que detona la reflexión en torno a la peatonalidad de México son los accidentes viales. Mencionó que entre 1990 y 2012 ha habido un total de 517 mil 294 peatones atropellados. Giovanni Zayas, de Cholula en Bici, presentó algunas características relevantes del proyecto Zona 30 realizado en la ciudad poblana, que busca que las zonas urbanas sean incluyentes para todo tipo de habitante. Lilian Sol Cueva, del EMBARQ México, y Alan Jiménez de la Red por los Derechos de la Infancia, a través de sus exposiciones plantearon que el diseño de las ciudades, así como las dinámicas con las que se desarrollan, deben ser incluyentes. La primera desde una perspectiva de género y la otra desde el empoderamiento de los niños en la toma de decisiones. Dos representantes del colectivo Moreleando de Torreón, Coahuila, dieron a conocer las estrategias que tomaron para no sólo peatonalizar de forma eventual una de las vialidades más importantes de su ciudad, sino para buscar la participación ciudadana que contrarreste, con ambientes lúdicos y artísticos, el clima de inseguridad originado por el crimen organizado de esa región. La relevancia de las políticas públicas sobre este tema fue expresada por Rodrigo Díaz de EMBARQ México, al señalar que aunque el discurso político manifieste un interés por garantizar el derecho de los viandantes, éste no será de trascendencia hasta que se destinen los recursos económicos y materiales adecuados para beneficiar a los peatones. En este mismo sentido, Marco Cancino de Inteligencia Pública, A.C. reconoció que los colectivos deben generar sus propuestas en materia de gestión pública si es que desean respaldar su trabajo social. Pablo Aguilar González, del Colegio Nacional de Jurisprudencia Urbana, se unió a esta voz desde un marco legal; señaló que los colectivos y ciudadanos interesados en estos temas cuentan con los recursos legales para lograr sus fines. Una de las características de las intervenciones del Primer Congreso Peatonal fue la diversidad de posturas, pues Daniel Caleb, activista proveniente de Monterrey, Nuevo León, y Francisco Pailliè Pérez de Dérive Lab Querétaro, compartieron que la experiencia del arte y la concepción más humana de una ciudad pueden favorecer en la dignificación del peatón en las manchas urbanas. Bernardo Herrera, activista tapatío del colectivo Ciudad para todos y de Camina Barrio, expuso los proyectos que las organizaciones civiles de Guadalajara, Jalisco, han realizado con éxito. Asimismo, Xavier Treviño del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo de México enunció algunas consideraciones que deben ser tomadas con prioridad en la implementación de estrategias que busquen garantizar la calidad de la movilidad peatonal. Finalmente, fue Peatónito, personaje enmascarado que toma el papel de súper héroe para defender a los transeúntes, quien contó las experiencias que ha tenido dentro del activismo e invitó a su audiencia a disfrutar de su trabajo: la noble labor de hacer más caminables a las ciudades. “Antes que automovilistas fuimos peatones; no se aprende a caminar después de aprender a conducir un coche”, dijo uno de los congregados. El peatón debe ser visible no sólo por el gobierno, también por los mismos individuos que caminan. El peatón de ahora tiene un trabajo de reconocimiento.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s