Una colonia con color: Las Américas

Foto: Ketzalkoatl
Casa en la colonia Las Américas. Foto:  Ketzalkoatl

Por Víctor Xochipa

Son las 8 de la mañana salgo de mi casa destino la colonia Las Américas. Al llegar a ahí, me doy cuenta que las casas están pintadas de distintos colores (amarillo, rosa, azul, verde y café) lo cual a simple vista para hermoso. Me acerco a unos jóvenes que se encuentran sentados en la banqueta y les pregunto por las calles; Cerro de la Bufa y Cerro de la Silla. La respuesta fue rápida y con flecha y seña, me dan la ubicación.

Al llegar a la oficina del proyecto “Las Américas”, me entrevisto con Andrea Herrera miembro de la ejecución del proyecto y me explica “Es un proyecto socio-cultural que promueve la fundación PROART, para establecer el espacio de una forma armoniosa y visualmente agradable. A través de la pinta de casas se cambia el entorno y se mejora la calidad de vida de las personas desde su espacio vital que es su vivienda”.

Ricardo Cortés integrante del proyecto responde por qué se eligió la colonia “La colonia está en la parte alta de la ciudad que tiene vista desde el Bernardo Quintana, es un punto de referencia para muchas personas y sus colores expresan un arte visual que todo Querétaro puede apreciar”.

Luego de una breve explicación, Mariana Ayala encargada del enlace con los vecinos me invita a una jornada de pinta de casas en compañía de los propios dueños, aquí inicia la acción.

Toc-toc… (Toca una puerta Mariana).

– ¿Sí? (respondió un hombre que se asomó por la azotea).

– Buenos días los invitamos a pintar sus fachadas ¿Puede salir?

– Gracias, ahorita bajo.

– ¿Es Don Francisco?

– No (respondió con una sonrisa un poco burlona), pero ahorita le aviso.

Cinco minutos después sale el señor Francisco con Adelina, su esposa. -Hola jóvenes, pueden conectar su extensión desde mi casa- junto a él salen sus tres perritas (duquesa, nena y bombón) y empiezan a hacer fiesta en la calle. El equipo de apoyo del proyecto de “Las Américas” lleva consigo una mesa, un estéreo y un garrafón de agua; para refrescarse cuando el sol este en todo su esplendor.

Doña Adelina nos dice que le podemos decir “Ade” y nos da su punto de vista de la pinta “El color llama mucho la atención y las casas se ven más bonitas y folclóricas, los chavos ya no hacen tanto grafiti en las casas y, la colonia se ve más viva y segura”.

Don Paco nos narra que en la colonia se celebran dos fiestas importantes al año; el 15 de junio y el 12 de octubre. La primera es para festejar el santo de San Antonio de Padua, se hace misa durante 10 días y la gente está invitada a cenar a la casa de Doña Ade. La tradición la inició su madre que en paz descanse y ahora la familia; Ramos Bautista la preserva. La segunda es por el nombre de la colonia.

Mientras el sol sale con más vigor, el equipo de “Las Américas” sigue invitando a más gente. Y así poco a poco, hay más niños, mujeres y vecinos que se suman a la jornada colorida por la calle.

El proyecto de Las Américas inició en el 2013 con un grupo de españoles que intervinieron la colonia con murales. En 2014 se inicia la segunda etapa que pretende pintar mil casas, que hasta el momento se han contabilizado 600 según cálculos de la organización, y el resto se pretende concluir antes del mes de abril, que finaliza el proyecto en la colonia. Por su parte, Billy Courtney, Coordinador del Proyecto Las Américas dijo “La realización del Proyecto Las Américas es gracias al apoyo de CONACULTA y de nuestra propia institución, nuestro objetivo es seguir mejorando la calidad de vida de las personas y esperamos contagiar con este proyecto a más colonias”.

Durante mi estancia en “Las Américas”, observo unas escales que están pintadas, una señora me explicó que la imagen simula el culebreo de una serpiente emplumada, es decir un Ketzalkoatl. Así que sin pensarlo empiezo a subir, y ya en la parte más alta, la vista es increíble, se puede ver todo el Bernardo Quintana y 5 de Febrero, los autos que pasan parecen de juguetes, unos que suben el puente y otros bajan. Las industrias se distinguen por sus chimeneas que están sacando humo.

En el preciso momento que estoy admirando el panorama, un niño de aproximadamente de 12 años se me acerca y me dice -esta padre ¿no?- mi respuesta fue inmediata -Si-. Después le pregunte su nombre y platicamos de una forma amena.

Me dijo que su nombre era Abraham que estudiaba la primaria abierta, porque lo expulsaron de su escuela por defenderse de un niño que lo molestaba. Ya casi para terminar, le pregunte qué le parecía la colonia pintada y qué necesidades tenían:

-Mi casa está pintada de color violeta, ese color me gusta y los vagos ya no la grafitean, creo que lo que necesitamos en la colonia es que el transporte público entre, porque siempre tenemos que salir hasta la avenida. También necesitamos carnicerías porque no hay-

Tal vez la última respuesta fue porque la mamá de Abraham lo había mandado a comprar pollo, aunque no estoy seguro. Lo que sí podría asegurar es que la nueva paleta de colores de la colonia Las Américas, va llamar la atención de los automovilistas que pasen por el Bernardo Quintana.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s