Querétaro; Moneda de Cambio

Inicio de campaña del PAN, 2015. Foto Ketzalkoatl
Inicio de campaña del PAN, 2015. Foto Ketzalkoatl

Por: Víctor Hernández. Psicólogo Social

En 1997, Querétaro vivió por primera vez la alternancia en el poder con la llegada al poder ejecutivo de Ignacio Loyola Vera postulado por el Partido Acción Nacional, de igual forma alcanzó por primera vez mayoría en el poder legislativo, y aunque en ayuntamientos solo obtuvo el triunfo en 4 de 18 municipios, le permitió tener el poder en más de la mitad de la población estatal. Desde entonces el Partido Acción Nacional fue el partido dominante en el poder ejecutivo y legislativo y poco a poco fue ganando terreno en ayuntamientos al obtener su máximo en 2006 donde obtuvo el triunfo en 10 municipios. Durante el mismo periodo el verdadero partido opositor fue el Revolucionario Institucional, ya que el resto de partidos solo han tenido presencia testimonial y sus dirigentes los han convertido en pequeños negocios familiares que con lo poco que llegan a obtener se han conformado, olvidándose por completo de mostrar interés en llegar a ser una alternativa real para encabezar el poder legislativo y ejecutivo. En 2009 José Calzada Rovirosa, hijo del ex gobernador Antonio Calzada (1973-1979); fue postulado por su partido, el PRI, al gobierno del estado y con el apoyo de todas las corrientes de su partido, panistas disidentes, y miembros de partidos de “izquierda” por debajo del agua, fue elegido gobernador, pero a pesar de dicho triunfo, el PAN conservo poder el ayuntamientos y la legislatura local quedó dividida prácticamente entre priístas y panistas. En 2012 el PRI recupero terreno al ganar en 13 ayuntamientos, y la legislatura volvió a quedar dicha división partidista.

Este antecedente pone al descubierto como funciona la política queretana, por un lado un sistema bipartidisado (PRI-PAN); la oposición no ha sabido o no ha querido jugar su papel de opositor y prefiere hacer acuerdos en los “oscurito” con los partidos dominantes. Ante este panorama este 2015, nos llegó el momento de decidir a quién vamos a elegir como nuestro próximo gobernador, nuestros ayuntamientos y quiénes serán los encargados de crear, modificar o velar por el cumplimiento a las normas de nuestros códigos y reglamentos a nivel local. La historia parece ser la misma, lo que más lamentó es que la gente se ha contagiado de tomar únicamente dos caminos para nuestra sociedad. Día con día la gente se molesta de la mala calidad de las calles, el problema que ha causado el crecimiento desmedido de nuestras ciudades y pueblos, los problemas de salud pública que no se han atendido de la manera apropiada, la movilidad es un tema que a todos nos afecta directamente, tengamos o no automóvil, por un lado el fracaso de un proyecto sustentable para el transporte público y otras alternativas de transporte; día con día observo como la gente se queja de estos problemas que tanto aquejan a Querétaro, pero por otro lado ya se preparan para utilizar su moneda y echarla al aire para ver de qué cara cae al suelo, si es azul o si es roja; ¿Querétaro está condenado a ser por siempre una moneda de cambio en lo que respecta a los colores que nos representan? ¿Habrá un camino para construir una verdadera oposición que contrarreste ese destino ya pactado no por los de arriba, sino por nosotros los ciudadanos? Yo tengo la seguridad que no, pero para hacerlo posible tenemos que empezar por romper dicho comportamiento y no dar votos “útiles” que terminaran siendo para nosotros mismos “inútiles”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s