El sistema cínico

Barrio de El Tepetate, Querétaro, Qro.
Barrio de El Tepetate, Querétaro, Qro.

Mikhail Robles | Director editorial

El cinismo de la elite política mexicana nos autoriza a ejercer una crítica sin concesiones hacia el sistema político mexicano. Son profundas y descarnadas las heridas de este tiempo. Son incontables los perjuicios hacia la mayoría de la población y es decadente la actuación de los políticos del como si nada pasará, del como si todo marchara sobre ruedas.

Ya la ciudad no es el lugar de humanización, ni el lugar del convivium. El modelo de ciudad que se impone en este sistema autofagocitario, es la ciudad como granja sacrificial (campo de concentración). No hay a donde ir, más que al destino fatal. Lo demuestran las miles de víctimas de desaparición forzada en México.

Para el psicoanalista Slavoj Zizek actualmente hay dos clases de cinismo, el amargo y colérico cinismo de los oprimidos, que puede desenmascarar y derrotar la hipocresía de los que detentan el poder, y el cinismo de los opresores, que violan abiertamente sus propios principios declarados. Es el cinismo de las elites mexicanas que ha parido un estilo de vida conocido -y ya famoso- con el neologismo de mirreynato.

Al cinismo de esta época el filosofo alemán Peter Sloterdijk lo define como ‘falsa conciencia ilustrada’, la de quienes se dan cuenta de que todo se ha desenmascarado y pese a ello no hacen nada. Hacen gala de expreso cinismo: saben lo que hacen, pero lo hacen, porque las presiones de las cosas y el instinto de autoconservación, a corto plazo, hablan el mismo lenguaje y les dicen que así debe ser.

La razón política mexicana dominante es cínica, porque consciente de la corrupción de las instituciones ve un peligro de crisis social en la desaparición de las ilusiones demócraticas e intenta mantener en pie al menos la fachada del sistema. Por ello es a ésta conciencia de clase política, que sabe que no hay ilusiones y sin embargo las promueve, a la que cabe llamar cínica. Un realismo perverso en el que los políticos aprenden la mordaz sonrisa de una inmoralidad abierta. En el cual las leyes mexicanas solamente existen para dominar a los tontos.

Las ideas de libertad y de democracia actúan como fetiches según Zizek, porque la gente necesita seguir creyendo en ellas, aún cuando no se experimenten en la vida real.

El cinismo del sistema electoral mexicano se manifiesta ya, sin encubrir sus miserias, la sociedad conoce las atrocidades que éste sistema y la ideología neoliberal generan y, sin embargo, la maquinaria electorera sigue funcionando. Descarado pragmatismo de la elite del poder que se burla secretamente de sus propias leyes. Monstruosa provocación obscena del aparato estatal que se burla de toda noción decente de ley y orden.

Pero este cinismo de elite esta acompañado de un enorme pánico, puesto en evidencia en su reacción brutal y ridículamente excesiva contra toda manifestación popular a favor de las víctimas de desaparición forzada, de los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, de trabajadores que exigen mejores salarios como los agricultores de San Quintin, de los que llaman a no votar, de los que defienden el periodismo crítico de los ataques y persecuciones de la elite cínica. El mensaje de estas luchas populares es contra el cinismo de elite: ya no estamos embrutecidos ni somos el rebaño domesticado de antaño, gobernado por las rutinas y convenciones de la falsa razón democrática.

La situación actual en México es que las luchas ciudadanas democráticas estan confrontadas contra el cinismo desvergonzado de las elites empresariales, políticas y militares que no se someten a sus propias leyes pero actúan y hablan como si lo hicieran.

Si los candidatos desean ser votados y elegidos verdaderamente de forma democrática, necesitan demostrar que no son cínicos, sometiéndose a la ley como cualquier ciudadano.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s