Resaca electoral… y lo que sigue

Congreso-mexicano-condena-atentados-Boston-1790906

Víctor Hernández Luévano | Psicólogo

El pasado domingo 7 de junio del presente año, en México se vivió una jornada electoral más; en lo concerniente a lo federal fue renovada en su totalidad, la actual cámara de diputados, de los cuales 300 se eligieron por la vía uninominal, y 200 por la vía plurinominal, teniendo así un total de 500 diputados federales nuevos, los cuales a partir del próximo 01 de septiembre tomarán posesión y serán los encargados de legislar en la segunda parte del mandato presidencial de Enrique Peña Nieto.

En lo que refiere a la jornada electoral de este rubro, es decir, de la elección federal, no hubo muchas sorpresas, quizá, y según en palabras de su consejero presidente Lorenzo Córdova Vianello, la participación subió comparada a otras elecciones intermedias, (elección intermedia se refiere a aquella en la que se hace a la mitad del sexenio presidencial y solo se renueva la cámara de diputados); la participación total fue 47%, contrastando el 44% que se tuvo en 2009 y el 36 % del año 2003, donde se ha tenido el índice más bajo de participación en los últimos 30 años. Aunque el INE, en voz de su consejero presidente, Córdova Vianello, es un triunfo para la democracia, la realidad es las elecciones y el gasto masivo que se hizo por varios meses, durante el tiempo del proceso electoral, no se reflejaron en un incremento importante de participación de la ciudadanía, sin contar los votos nulos, que a diferencia del 2009, en esta elección intermedia no jugaron un papel tan relevante, sin embargo deben ser tomados en cuenta. Cabe señalar que en los 5 estados donde se presentaron los más altos índices de abstencionismo: Baja California, Chihuahua, Aguascalientes, Quintana Roo y Tlaxcala, por mencionar aquellos donde la cifra de ausentismo de votantes supero el 60 %, no tuvieron elecciones concurrentes de ámbito local, lo cual también demuestra el desinterés real que existe hacia la renovación de la cámara de diputados, pues esto demuestra que la gente se acerca más a las urnas cuando se renuevan cargos más llamativos y no más importantes que la cámara, como es el caso de un presidente de la república o un gobernador; pues en contraparte, los Estados con mayor participación, sí renovaron cargos locales, entre ellos el de gobernador: Nuevo León, Campeche, Colima, San Luis Potosí, por mencionar algunos.

En lo que se refiere a resultados electorales federales

El partido que alcanzó el mayor número de votos fue el PRI, el cual tendrá 196 diputados federales, en segundo lugar está el PAN, que tendrá alrededor de 116 diputados, el PRD en tercer lugar con 60 diputados, en cuarto lugar el partido verde que podría alcanzar hasta 48 escaños en San Lázaro, en quinto lugar tenemos al partido MORENA, que le alcanzará para tener hasta un máximo de 40 diputados, en sexto lugar encontramos al partido Movimiento Ciudadano quien ajustó la cantidad nada despreciable de 24 diputados, en séptimo lugar tenemos al partido Nueva Alianza quien tendría hasta 12 diputados, en octavo lugar el partido Encuentro Social quien podría tener hasta 10 diputados, en noveno lugar al Partido del Trabajo, quien podría sumar entre 3 y 12 diputados y finalmente en décimo lugar al Partido Humanista, el cual podría tener hasta 1 diputado más un diputado independiente, es decir, que no llega al congreso representado por ningún partido.

Con estos resultados, se demuestra que el rechazo que vive el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, no se vió reflejado y con la alianza común que se ha dado con el partido Verde y el Nueva Alianza,  pues tendrá mayoría absoluta para sacar adelante todas sus reformas.

En el resto de partidos se pueden visualizar muchas derrotas y triunfos: Indiscutiblemente gana MORENA y Movimiento Ciudadano, el primero, que por ser un partido naciente y jugar su primera elección, gana una buena cantidad de diputados, arrebatándole muchos votos al PRD, tanto en lo federal y en lo local, en el caso del Distrito Federal; el segundo gana porque muchos lo daban por muerto y demostró que no necesitará del PRD ni de ningún partido para salir airoso y tampoco es menos importante la fuerza que cobra en el estado de Jalisco con Enrique Alfaro a la cabeza, que gana de calle al PRI, y le permite ser una fuerza electoral importante por aquella entidad. Gana el Partido Verde, que logra ganar, aunque no muchos, sí más diputados y que le podrá hacer comparsa con toda confianza al PRI, y desde luego hay grandes derrotas.

Derrotas y triunfos…

El PRD pierde, se le van muchos escaños en San Lázaro, y en el DF pierde su bastión, ya no será mayoría en la asamblea legislativa, y se demuestra que partidos de izquierda ya no lo ven como el gigante de este sector y tendrá que hacer muchos cambios.  Otro gran perdedor es el PT, quien después de varios años de subsistencia, parecido a lo que es un equipo pobre de la liga MX de fútbol, perdió la categoría y tendrá que irse a la liga de ascenso, sin cuadros claros, jugando este año a un triple pragmatismo político, haciendo coaliciones en lo federal con el PRD y a nivel local en Querétaro con el PRI y en el Estado de México con el PAN, su publicidad gris, y sin un liderazgo claro y sensato que los llevara a aspirar seriamente a algo, le pasó factura y después de tantos años de salvar la categoría en la primera división electoral, se irá derechito al averno y veremos qué sucede en los próximos años con esta fuerza, si regresa en el 2018 o desaparece para siempre.

Del PRI, pues no se puede decir que obtiene una victoria, pero con lo que gana, o mejor dicho conserva, le alcanza para seguir siendo el líder en el congreso, más lo que se le sume. En el PAN, algunos hablan de una derrota y si bien los resultados federales no son tan alentadores, tampoco pierde mucho, no puedes hablar de una derrota cuando no se ha perdido lo que no se posee, el PAN vivió una verdadera derrota en 2012, con la pérdida de la presidencia; este año, no creció mucho, pero no pierde mucho, en todo caso se estanca únicamente; en lo local no le fue tan mal,  pese a perder Sonora, recupera Querétaro y algunos espacios más en Estado de México, conserva otros más en Yucatán, Guanajuato, donde más bien crece, y donde no logra recuperar nada, pues tampoco pierde, así que regular el resultado para el azul.

Los resultados locales

En lo local, pues sólo mencionar que aquí sÍ se visualiza un PAN triunfador, quizá producto de la inercia de un hartazgo hacia un sistema que parecía controlaba todo en medios, quisieron utilizar viejas estrategias que funcionaron en procesos anteriores como el presumir por todos lados que gente “disidente” de otros partidos se sumaban al mero bueno del PRI, el apoyo del “ánimo” y el tapizar colonias enteras de lonas, transporte público, todo pintaba para que el PRI se llevara carro completo y el PAN con una promoción un poco más modesta en comparación con el PRI, le alcanzó para recuperar sus años de gloria. Ahora esperemos que el PAN aprenda, hace 18 años el PRI perdió por soberbio, y se cayó feo hasta tocar fondo en 2006, en 2009 el PAN muy soberbio perdió y el PRI recuperó terreno que afianzó en 2012. Este año el PRI se vió soberbio, esto demuestra que en Querétaro, la soberbia es el síntoma que anticipa la derrota, Garrido hace 6 años estaba mal visto, Calzada no, todos juraban que por el gobernador mejor posicionado en el país le iba a ayudar para ganar y ser sucedido por alguien de los suyos, gran error, la soberbia con Garrido fue muy evidente, hoy el PRI no supo o no quizo abrir los ojos, RED Q, fue lastre más grande, se metieron donde más le duele a sus gobernados y no quisieron cambiar.

¿Qué viene? Pues el PAN será mayoría, esperemos no gobierne con soberbia y cuando se cometan errores rectifiquen. Como nunca antes se hicieron muchas promesas, con lo cual se espera que sean cumplidas, pues la ciudadanía estará atenta, se esperan cambios en infraestructura, esperemos que sean cumplidas en tiempo y forma. La chiquillada electoral también tuvo cambios, sorpresiva fue la “victoria” por llamarle así al partido MORENA, quien queda en un lejano, pero tercer lugar al fin, mandando a la lona a partidos como el PRD, Movimiento Ciudadano, y al mismo Verde y Nueva Alianza, del PT ni hablamos, no consiguió nada por mucho que se unió al PRI, el PES Y PH, pues no ganaron nada, cambios tendrán que hacer, dirigentes soberbios que han manejado a los partidos chiquitos como negocios familiares, PRD, MC, PH, PT Y PES no alcanzaron el registro local, el PRD apenas tendrá 1 diputado, el resto nada. A Reflexionar. Ω

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s