Ilusión gourmet sobre ruedas

chef-dans-southern-comfort-food-truck

El Sibarita | Bon vivant

Sí. Me considero un Sibarita. Sólo me gusta lo mejor.

No lo más caro, simplemente lo mejor.

Nada más reconfortante que hallar dónde comer -y hacerlo bien- cuando nuestro estómago nos recuerda en una forma poco romántica, a menudo mediante un poco elegante crujido, que ha llegado la hora de comer.

Cuando era un jovencito, solía esperar ansiosamente a mi padre en su venida del trabajo, porque usualmente nos convidaba los restos de su comida, o bien, nos compraba algo especial en uno de los carritos de comida que hallaba a su paso, durante su vuelta a casa. A veces era un poco de pasta con carne, otras, carne braseada o un buen sandwich de albóndigas o de queso. También podía ser una salchicha o un poco de cerdo con arroz.

Aunque los compraba en un remolque eran alimentos ‘hechos en casa’, que tenían el sabor de las manos de quien cocinaba las recetas de su madre, abuelos o tíos. Y eran atendidos por la familia; alguno cobraba mientras otros cocinaban, en tanto que otros más invitaban a los caminantes a acercarse y probar. Servían amistosa y rápidamente una generosa ración, para que regresaras una y otra vez.

En las contadas ocasiones que pude acompañar a mi padre a su trabajo, apenas podía contener la emoción, cuando al pasar, iba explicándome de qué trataba cada carrito de comida y cuáles platos eran sus favoritos, porque eso sí, a la hora de comer mi padre tenía las miras más amplias que he visto en mi vida. Su costo era tal, que casi diario podía permitirse saborear uno… o varios, sin que le representara una sangría en su bolsillo. Eran otros tiempos.

Ya de adulto, seguí siendo asiduo cliente de aquellos que fui descubriendo en mis andares. Cuando llegué a México, los carritos de comida se llamaban así y vendían todo tipo de tacos y quesadillas, era sencillo -y aún lo es- salir a la calle a caminar un poco y encontrarse con algunos.

Hoy la cosa es distinta. Ya no se llaman así. Ahora les dicen ‘elegantemente’ foodtrucks. Su exterior ya no está adornado con la artística labor de un buen rotulista, que entre caricatura y realismo, dibujaba el platillo estrella del carrito en cuestión. Ahora están decorados en vivos colores impresos y con detalles de diseñador, igual que sus menús.

Soy un entusiasta de la buena mesa, trato de mantenerme siempre dentro del aro, y a estas alturas de mi vida disfruto de sorprenderme, así que cuando recibí aquella invitación a un evento que prometía reunir a los modernos carritos de comida, decidí ir, un poco receloso, lo confieso.

¡Y madre mía! Primero hemos recorrido más de media ciudad en auto, cuando la idea eran platos a la mano, al pasar en el diario caminar de un trabajador.

Y luego, aquello estaba lleno de gente, entiendo que era un evento llamativo, pero vamos, que a duras penas puedas pasar entre prisas y empujones, es distinto.

Tampoco puse pegas con los precios, que conozco de sobra la laboriosidad de la cocina, aunque debo decir las pizarras anunciaban unos costos que no me podría permitir hacer a diario. Hasta ahora todo marchaba dentro de lo que había esperado, sin novedad.

El contacto entre las manos del cocinero y la comida, ese tacto mágico y milenario siempre me ha hechizado. La textura de los ingredientes, la frescura de los vegetales es indescriptible. Me pedí un sandwich y las manos del cocinero que estaban enfundadas en unos guantes de látex, se movían diestramente en la costosa cocina de acero. Aprecio cuando los alimentos son dotados del toque mágico de las manos de su creador, así queda en la comida la esencia del cocinero, parte de su alma y de su corazón. Quizá la próxima vez.

Me sentí despojado de la sencillez de antaño, la que abundaba en los carritos de comida que recordaba, los que estaban llenos de poesía. Esa poesía que tanto eché en falta en la versión moderna. Ω

elsibarita@chef.net

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s