Peña Colorada, a la deriva

Peña Colorada. Foto de Diana Laura Juárez
Peña Colorada. Foto de Diana Laura Juárez

Por Víctor Xochipa | Reportero

En medio de una rueda de prensa donde los ambientalistas de Querétaro daban su postura respecto al fallo del decreto de Peña Colorada como Área Natural Protegida (ANP), ejidatarios del predio, interrumpieron el evento para dar a conocer su posición, opuesta a la de los ambientalistas; e incluso agradecieron la sensibilidad del gobierno para no decretar la zona como protegida, pidieron respeto al derecho de la propiedad, e invitaron a los empresarios a trabajar juntos, pues plantearon la posible venta de la mitad de ese territorio para desarrollo habitacional.

Peña Colorada, es el área natural  más importante del municipio de Querétaro, limita con el municipio de El Marqués y su superficie de 4 mil 983.97 hectáreas, que podrían representar un gran negocio para las empresas inmobiliarias, por los servicios ambientales que brindan (agua, aire y naturaleza) y por su cercanía a la zona conurbada de Querétaro. 

Dentro de su diversidad natural se registran 257 especies de plantas, de las cuales 6 se encuentran en riesgo. En cuanto a su fauna, se reconocen 171 especies: 18 de insectos, 4 de anfibios, 12 de reptiles, 103 tipos de aves y 34 mamíferos, incluyendo 10 especies en alguna categoría de riesgo (según NOM-059-SEMARNAT-2010).

En 2001, Peña Colorada fue decretada como ANP en la categoría de Zona Sujeta a Conservación Ecológica (en el gobierno del panista de Rolando García Ortiz) con una superficie de 3 mil 506 hectáreas. Aunque fue hasta 2002 que  se publicó la declaratoria en el periódico oficial La Sombra de Arteaga. En 2005 (en la administración del panista Armando Rivera Castillejos), la propietaria de un predio en la zona, María Guadalupe Alcocer Zusan interpuso un juicio de nulidad administrativa en contra del H. Ayuntamiento por la declaración ecológica del lugar (expediente 117/2005/Q). En el 2006, Delia Guzmán Alvarado, Juez de lo Contencioso Administrativo del Distrito Judicial de Querétaro resolvió la nulidad del decreto a Peña Colorada como Zona Sujeta a Conservación Ecológica. El resolutivo condenó al Ayuntamiento de Querétaro a tener una sesión extraordinaria de cabildo. No obstante, mediante el oficio SECO/186/2006, Sergio Castillo Ortiz -regidor y síndico municipal-, solicitó al Secretario del Ayuntamiento, Juan José Gutiérrez Álvarez, con fundamento al artículo 32 del reglamento interior del Ayuntamiento, que se turnara copia de la resolución al Presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano y Ecología, para ser sometido a discusión (SAY/DAC/5589/2006). Al final se votó en cabildo y por mayoría se anuló la declaratoria de Peña Colorada. 

Más de 10 mil firmas conseguidas, a favor de la declaratoria de Peña Colorada como ANP

Aun así, los ambientalistas, en especial las Ecologistas de Juriquilla, se dedicaron a denunciar los cambios de uso de suelo en las administraciones panistas. Problema que llegó a instancias legales cuando en 2011 el cabildo del municipio de Querétaro aprobó el cambio de uso de suelo de 32 hectáreas en el predioExhacienda La Solana, situado dentro del polígono de Peña Colorada. La solicitud provino de un particular, Pablo Humberto Corona Artigas, apoderado de la empresa Complejos Residenciales S.A. de C.V. El Secretario de Desarrollo Sustentable del municipio de Querétaro, Marco del Prete Tercero justificó la autorización del predio, porque, dijo que se basó en un estudio técnico de impacto ambiental, en el que se descubrió que la zona se encontraba devastada y era de baja importancia.

En varias ocasiones la ambientalista América Vizcaíno Sahagún denunció ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) los incendios provocados por los mismo dueños de los predios para desmontar la zona, y poder cambiar el uso de suelo. No obstante la gravedad de esto, en las ocasiones en que actuó la PROFEPA, impuso multas de entre 10 y 15 mil pesos.

Ante la falta de respuesta a las denuncias ambientales, Vizcaíno Sahagún interpuso una demanda contra el municipio de Querétaro en representación de los intereses colectivos de la sociedad queretana, proceso que llevó el Tribunal Superior de Justicia de Querétaro (expediente Toca 001/2011).

Durante el juicio, se discutieron las facultades del municipio con las concurrentes de los tres órdenes de gobierno. Después de dos años (2013), la Corte resuelve y la propia ley constitucional se utiliza para proceder en contra del Municipio de Querétaro, y que este revoque el cambio de uso del suelo y lo publique en la Gaceta Municipal. 

Un triunfo para los ambientalistas, pero que no logró una protección permanente de la zona; el juicio inició en una administración panista y se resolvió en una priísta, aunque los ciudadanos no se vieron favorecidos.

Luego, el gobernador en turno, Pepe Calzada, se comprometió en incontables ocasiones a declarar Peña Colorada como una ANP, desde su segundo informe de gobierno y hasta al quinto anunció avances al respecto. Sin embargo, en el último informe no hizo referencia alguna a la zona.

Aunque en el 2014 la bancada del PRI en el Congreso local anunciaba con bombo y platillo (hasta en espectaculares) el decreto de Peña Colorada, su duración fue corta y la propuesta acogida por el Poder Ejecutivo del Estado, pasó a nivel Federal a la Comisión Nacional de Áreas Naturales protegidas (CONANP).

Hugo Robles Bustamante, ambientalista del Estado recolectó más de 10 mil firmas para mostrar  a la CONANP el  apoyo ciudadano al decreto de esta área natural protegida de Querétaro, además llevó las firmas a sus oficinas, concretamente al ex-Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan José Guerra Abud.

Todo empezó a sonar sospechoso después de las elecciones de 2015, porque no se sabía nada de la declaración, pero la CONANP publicó en internet el Estudio Previo Justificativo para la Declaratoria como Área Natural Protegida de Peña Colorada. Pero fue hasta principios de agosto que se dio a conocer el oficio (número F00.DGCD.521/5015) dirigido al Secretario de Desarrollo Político y Social de la Secretaría de Gobierno, Juan Carlos Espinosa Larracoechea, donde la CONANP acata órdenes de no dar el decreto por no tener aprobación ciudadana.

Noticia triste para los ambientalistas, porque la voluntad política del ex-gobernador de Querétaro, Pepe Calzada, era la última esperanza para declarar la zona como una ANP. Situación que favorece a los desarrolladores inmobiliarios, pues los ejidatarios de Peña Colorada en aras de ganar dinero se han manifestado dispuestos a vender sus terrenos en la zona. 

Como lo señaló José Jacob Sánchez Bárcenas, ejidatario de Peña Colorada, necesitamos proyectos productivos, asesoría para aprovechar nuestras tierras y colaborar en beneficio de la sociedad y el medio ambiente.

La mayoría de los campesinos  desconoce cómo desarrollar proyectos prósperos utilizando como eje a la ecología con una remuneración económica y sin necesidad de vender o destruir su patrimonio natural; ventaja de que se aprovechan algunos políticos y coyotes inmobiliarios. 

vxochipa@ketzalkoatl.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s