Querétaro para los queretanos

¿Sigue pesando ese estigma actualmente?

mexico-873922_640

Víctor Hernández Luévano |   Psicólogo.-

La ciudad de Querétaro y el estado de Querétaro en general se encuentra ubicado geográficamente en un punto específico en el cual ha sido propicio para la migración. Si nos adentramos a revisar la historia de este territorio que actualmente conforma el estado de Querétaro, podremos observar que el fenómeno de la migración ha estado presente desde la época prehispánica. Como se puede recordar la historia prehispánica está dividida en 3 períodos, el periodo Pre-Clásico, Clásico y Pos-Clásico, en cada uno de estos se puede observar como Querétaro estuvo habitado por tarascos, otomíes, teotihuacanos, y diversas culturas que los historiadores denominaron chichimecas. Durante el virreinato no fue la excepción y el estado fue objeto de grandes procesos migratorios tanto de personas que provenían de otros puntos de la Nueva España y de otros países.

Ya asentado como un Estado de la república mexicana, Querétaro siguió y sigue siendo un punto de arribo de nuevas personas que llegan de diversos estados de la república y se asientan en este estado. El asunto que siempre me ha llamado la atención es la percepción que genera estos fenómenos demográficos y sociales; en el caso de las personas que son oriundos de este territorio y que así mismo lo son sus padres, hermanos, abuelos y varias generaciones en el orden ascendente, y para muchos de ellos, el ser queretano es algo único, inigualable y digno de presumir, y para defender a capa y espada esos elementos que resalte su sentir de queretano, no asume el hecho que lo que considera “suyo” se vea desplazado por los foráneos que en ocasiones somos vistos como forasteros, entes extrañas que lo único que hacemos es estorbar y quitar posibilidades de trabajo, escuela, etc.

Sé que con mis palabras puedo sonar exagerado y sí, estoy exacerbando una idea que en realidad no dista mucho de la realidad. Para los queretanos las personas provenientes de otras ciudades han venido a aportar en aspectos positivos como crecimiento, desarrollo urbano, económico y que hoy se guarde una imagen a nivel nacional del estado como un punto de crecimiento en todos los sentidos, sin embargo, también consideran que los problemas que suceden también es una consecuencia de la llegada de personas de fuera, sobre todo cuando tienen relación con temas de seguridad.

Un ejemplo reciente fue la polémica que se dio hace 2 años y medio cuando un ciclista fue atropellado y muerto por un automovilista con placas del estado de Nayarit y que días después circulara en redes sociales una imagen caricaturizada del monumento de Conín que se ubica en la autopista México- Querétaro y que enunciaba un mensaje simulando una lona debajo de la estatua y decía “Cupo Lleno, gracias por su visita, siga de frente”, haciendo alusión a que ya “somos muchos” y no se necesita que más personas residan en el estado, y esto desembocó  en una idea de Xenofobia hacia el resto de los mexicanos por defender el estado de una manera no apropiada. Este tipo de expresiones considero aún reflejan la dificultad que puede existir, por mínima que parezca, para que se genere una convivencia e intercambio entre las personas, hasta ahora no parece que haya sido un obstáculo real, pero si disfrazado, en el cual no se logra aceptar la llegada de una persona o elemento de fuera.

Este sentimiento, a veces de animadversión, hacia “el de fuera”, ha generado que para los foráneos sea complicado entender la idiosincrasia del queretano

Recuerdo hace 7 años un periodista muy famoso llamado Raúl Pinzón publicó un artículo llamado “¿Quién mató a la radio en Querétaro? en el cual criticaba el hecho de que emisoras radiofónicas de la ciudad eran sustituidas actualmente por empresas y formatos nacionales, y esto para el autor era sinónimo de que la radio en Querétaro perdía su identidad, desde luego doy por sentado que este señor es queretano, pues en su artículo constantemente hacía referencia a que llegaban cadenas radiofónicas del Distrito Federal y me pareció que su crítica carecía de reflexión porque solo resaltaba el hecho de que, en este caso, una buen estación solo lo sería si fuera con un título y programación 100 % local, dejando de lado la posibilidad de que esos nuevos formatos que hayan llegado puedan ser de buena calidad.

Este sentimiento, a veces de animadversión, hacia “el de fuera”, ha generado que para los foráneos sea complicado entender la idiosincrasia del queretano, lo que genera que entonces reaccionen también con una noción negativa y no es raro aún escuchar a los que no nacieron aquí decir “el queretano es muy sangrón, mocho y  cerrado, etc.”, asegurando que es muy difícil llevarse bien con los nacidos en este estado y  este tipo de ideas es necesario que sean corregidas, puesto que si revisamos nuestra historia, este lugar es producto y lo seguirá siendo de la migración;  a final de cuentas somos una sociedad que estamos en constante interacción, debemos madurar, si es que queremos tener un mejor espacio para vivir, no solo en lo material sino en lo relacional. ¿Será este un reflejo del mexicano en su incesante búsqueda de una identidad que lo haga sentirse satisfecho? Ω

hdezluevano27@gmail.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s