Obsoletos, los programas de verificación vehicular

Luisa Zapata | Reportera (Ketzalkoatl).-

· El programa incumple el objetivo por el que se instaló.

· Ingresos por más de 100 millones de pesos anuales.

cars-925788_960_720

Con el fin de abatir la contaminación ambiental, en noviembre de 1989 se puso en marcha el programa “Hoy no circula” (HNC) en el DF y zona metropolitana, sin beneficios concretos para la ciudadanía.

En el DF, el HNC, además de que pretendía abatir las emisiones de GEI (12%) a la atmósfera, al reducir el número de vehículos que circulaban en las avenidas (20%) durante los días laborales, pronosticaba también la disminución en los tiempos de desplazamiento y se esperaba incentivar el uso compartido de los vehículos privados, con el consecuente ahorro en el consumo de gasolina.

Empero, la aplicación ha sido distinta a lo planteado teóricamente, porque tales pronósticos sólo tienen cumplimiento si y sólo si los autos contemplados dentro del citado programa ambiental estuvieran sin utilizar, y sin que ningún otro automóvil fuera usado como medio de transporte ni usando el transporte público, porque entonces “las emisiones por este medio de transporte y por el consumo de gasolina se incrementan considerablemente, reduciendo así el impacto que se perseguía inicialmente con el programa” (“El Hoy no circula y nosotros los mexicanos”, http://revistas.unam.mx/index.php/cns/article/viewFile/11638/10963).

Según los monitoreos ambientales de la época, no se obtuvieron mediciones que avalaran a) una menor contaminación atmosférica (a excepción de la que se habría dado naturalmente sin el HNC), y b) un menor consumo de gasolina. Pero sí se incrementó el parque vehicular en la zona de aplicación.

De acuerdo a los lineamientos de la CAMe (Comisión Ambiental  de la Megalópolis), en Querétaro se aplicará el programa de verificación vehicular semestral obligatoria, de acuerdo con la Ley de Tránsito que retira de la circulación a vehículos que contaminan ostensiblemente. “Igualmente se asignan hologramas a vehículos privados, se establecen mecanismos de queja y sugerencia del servicio, así como panel de avisos de la autoridad a la vista del público.” (http://www.queretaro.gob.mx/sedesu/noticias.aspx?q=63j01wSCoawYK+TI0t2lAQ).

La verificación vehicular semestral  es una parte del programa HNC, que al igual que éste, no ha mostrado resultados claros en su ejecución ni en los monitoreos ambientales. Si no mejora la calidad del aire, ¿Para qué mantenerlo? ¿A qué grupo de poder beneficia? ¿Para quiénes son las ganancias millonarias que la obligatoria verificación derrama? Dados los resultados de la verificación vehicular semestral en la zona metropolitana de la Ciudad de México, ¿por qué extender su aplicación a Querétaro?

Lucrativo negocio para pocos

“En el Programa de Verificación Vehicular se utilizan equipos analizadores de gases con capacidad para medir 5 gases (CO, CO2, O2, HC, NOX) y factor lambda que cumplan con técnicas BAR 97; se hace uso de papelería y hologramas de acuerdo a las especificaciones y necesidades de la Entidad que suscribe con características similares de seguridad utilizadas por Entidades CAMe.” (http://www.queretaro.gob.mx/sedesu/noticias.aspx?q=63j01wSCoawYK+TI0t2lAQ).

El costo anual de la verificación será de 250 pesos (el certificado “00” costará 730 pesos), lo que corresponde a un incremento de más del 30%. Es decir que los más de 400 mil vehículos que se verificarán, lo harán en uno de los 48 verificentros que operan en la entidad. Los ingresos netos por este concepto serán superiores a los 100 millones de pesos al año, cuyo destino aún no es del conocimiento de la sociedad queretana.

Además de que los concesionarios de verificentros deberán adquirir la maquinaria, software y papelería requeridas para validar las mediciones, lo que significa para cada uno de ellos un gasto cercano al medio millón de pesos.

Aunque los verificentros cuentan con cámaras de videograbación y un sistema computarizado especializado, es posible que vehículos que no reúnen las características, pasen la verificación, todo depende de saber dónde y con quién hay que dirigirse, previo pago por el “favor”.

El reglamento de tránsito municipal también se modificará para multar a los vehículos que no hayan sido verificados.

En lugar de insistir en la ejecución de un programa obsoleto e ineficaz, una alternativa sería invertir en la construcción de líneas de transporte BRT, tomando como ejemplos exitosos el DF, Edo. Mex. y León, donde redujo de manera significativa el tráfico vehicular privado por las avenidas donde sus rutas transitan. Ω

redaccion@ketzalkoatl.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s