Sin avances en movilidad

movilidad

Saúl Obregón | Urbanista UAQ.-

La demanda de servicios de transporte tiene características que la hacen claramente diferente a la demanda de otros bienes y servicios. En Ortúzar y Román (2003) se sostiene que, no se demanda viajar per se, se hace con el objetivo de realizar una actividad en un tiempo y espacio específicos, aquí yace la importancia de un sistema de transporte capaz de dar demanda a los usuarios. Por lo anterior, en Espino et al. (2004) se asegura que existe una necesidad de adaptar la oferta de transporte a la demanda. Para satisfacer dicha demanda de servicios de transporte se requiere la interacción, la infraestructura, los servicios y un sistema de gestión.

La movilidad es una necesidad básica de la sociedad ya que el desplazamiento les permite a los individuos realizar sus actividades diarias es por esto que el transporte en nuestros días es un punto primordial para el funcionamiento socioeconómico y el enlace de pueblos, ciudades y regiones, por lo que es necesario implementar proyectos que deben ser evaluados y decididos desde un punto de vista sistemático para el bien común de la sociedad (Correa, 2010).

En los meses que lleva la actual administración municipal, no se ha implementado ningún proyecto sistémico que tenga como objetivo el bien común de la sociedad queretana. El pintar puentes, muchos de los cuales no son de su jurisdicción, el promover concesionar el espacio público a empresas privadas, con fines de implantar sistemas de bicicleta compartida sin tener aún una red sólida de carriles bicicleta, un par de acciones de re-pavimentación, y la contratación de empresas extranjeras para el desarrollo de planes de movilidad, el cual, desde su concepción presentan errores de muestreo, al agregar áreas de la ciudad con características socioeconómicas disímiles, las cuales deben ser homogéneas tal como recomienda la literatura internacional y se reporta en las investigaciones. Es lógico el desconocimiento de dicha empresa extranjera sobre las características socioeconómicas, serán 14 millones de pesos gastados en un plan de movilidad con errores en la obtención de datos. Pues posiblemente, tal como se plantea en Ortúzar y Willumsen (2008) los problemas como la congestión, los accidentes y la contaminación no desaparecen con la implementación de mejores técnicas de gestión del tráfico sino que se hacen más grandes y complejos y se difunden en áreas mayores, por lo que es necesario hacer uso de una buena modelización del sistema para que éste sea confiable, obviamente, contando con datos confiables.

Otro punto importante a tomar en cuenta en la planificación del transporte es la forma urbana, la contención de la ciudad dispersa (Obregón y Bueno, 2015), que promueve según García (2010) a que la población haga uso del vehículo particular con mayor frecuencia, lo cual congestiona el sistema vial. En Johnson (2001) se reporta que para mitigar este problema es necesario tomar en cuenta la planificación del suelo, la planificación de transporte, el urbanismo ingenieril, la economía, la geografía y otras áreas relacionadas, lo cual nos muestra que la planificación es compleja, y en nuestro municipio hay demasiado por hacer para que nuestra ciudad sea más eficiente. Así, la movilidad cotidiana es un elemento de interés en los temas que van desde transporte urbano hasta la estructura urbana, sin embargo, tal como se ha planteado en columnas anteriores, la Secretaría de Movilidad municipal no muestra un eje sólido que resuelva las principales necesidades de las personas en materia de movilidad de forma sostenible. En este sentido, Pardo (2005) expone que el principal factor de la movilidad es la accesibilidad. Ocaña y Urdaneta (2005) indican que el principal objetivo del transporte de personas es la movilidad de los trabajadores de su casa a su trabajo, y ésta al ser masiva condiciona la actividad y economía urbana; por lo anterior, reflexionan que el transporte no es un fin en sí mismo, sino un medio para mejorar las condiciones de vida en la ciudad, y eso no lo logrará la Secretaría de Movilidad municipal si únicamente trabaja para promover “rodadas” ciclistas cada domingo, cuando algo que sí debe de promover es la educación vial, enfocándose a la convivencia entre los diversos medios, en el cómo interactuar, para reducir la tasa de accidentalidad en nuestro municipio. Ω

saul.obregon@uaq.mx

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s