¿En riesgo la movilidad en Querétaro?

“La investigación de hoy es la competitividad del mañana” (Alemany Mas, 2014)

Foto: Víctor Xochipa
Foto: Víctor Xochipa

Saúl Obregón | Urbanista, UAQ.-

Conforme las ciudades crecen, su complejidad incrementa e induce la necesidad de su gestión profesional. A nivel mundial las universidades han llevado gran parte de los esfuerzos de enseñanza y de investigación en la transformación de la planificación y del diseño urbano a un nuevo campo llamado la Ciencia Urbana, que incluye las tecnologías informáticas, emplea laboratorios, sistemas de información geográfica, y se centra en la modelación y simulación urbana, en temas como la movilidad urbana.

En este sentido, el Council of Advisors on Science and Technology (2016) en su reporte sobre tecnología y el futuro de las ciudades sostiene que: “La movilidad urbana incluye las nuevas ideas científicas sobre ciudades, así como la creciente cantidad de información disponible en tiempo real e históricos, así como métodos computacionales para avanzar en soluciones basadas en la información. Los temas transversales abarcan desde el diseño urbano a la ingeniería civil y de las matemáticas aplicadas y la estadística a las políticas públicas.”

En Querétaro, equívocamente esta profesión se ha centrado en el ámbito de la arquitectura, confundiendo la planificación de la movilidad con acciones en imagen urbana, siendo esta la de mayor peso resultado de la formación. Lo anterior se observa día a día en nuestra ciudad, en ensanches de banquetas y en carriles bicicleta mal planificados que entorpecen el flujo vehicular (y al hablar de vehículos, no solo es pensar en el automóvil, si no en el transporte público), no hay acciones en seguridad vial, aún no existe un semáforo para el ciclista en toda la ciudad, y más problemáticas que día a día observamos. 

Pero ¿está en riesgo la movilidad en Querétaro?, la falta de una visión integral y futura responde la pregunta. En movilidad, vale más innovar que prohibir, y las acciones que observamos en nuestra ciudad se centran en prohibir, generando impuestos por el uso del espacio público, reduciendo la capacidad de nuestras vialidades, e induciendo caos vial (ahí circula el transporte público). Esa prohibición, demoras y afectaciones pueden provocar en un futuro el rechazo social hacia los modos no motorizados, es decir, la políticas no se están centrando en dotar a la ciudad de medios competitivos de transporte, sino, atacar a los motorizados en pro de los no motorizados.

Las políticas deben centrarse en dotar de infraestructura para medios y sistemas de transporte de calidad, sin atacar o afectar el resto del sistema, para que cada individuo tenga la LIBERTAD DE ELEGIR el medio de transporte que más le convenga para realizar su desplazamiento. Considerando para lo anterior la radiografía de la demanda de desplazamientos (los datos y técnicas señaladas con anterioridad) y minimizando las externalidades en la implementación hacia el resto del sistema.

Si en la Secretaría de Movilidad de Querétaro son realmente servidores públicos, deben ellos dotar de opciones de calidad, NO PROHIBIR, si su política se centra en la prohibición, no están sirviendo a la población, y deben renunciar, pues para prohibir, con tener un dedo de frente es suficiente, pero para planear de forma integral la movilidad es insuficiente. Ejemplo de lo anterior, es la imposición de los parquímetros, y un sistema de bicicletas públicas sin una red sólida de carriles bicicleta. Se debe concientizar a la población sobre la convivencia en los distintos medios (la cultura vial), además de ajustar las normas y reglamentos que influyan en la seguridad. La justificación la obtendrán del estudio de movilidad que contrataron a una empresa extranjera (con preguntas dirigidas a favor del sistema), pero al licitar el sistema de parquímetros, NO EXISTIÓ ninguna justificación. Aunque en este punto lo que más preocupa es la transparencia de los recursos, los queretanos estaremos sometidos a la empresa Aquiles “va” Park.

La investigación en materia de movilidad debe centrarse en:

i) Funcionalidad,

ii) Seguridad,

iii) Eficacia,

iv) Eficiencia,

v) Durabilidad,

vi) Sostenibilidad,

vii) Equidad social, y

viii) Reequilibrio territorial.

Retomo la solicitud que el Secretario de Movilidad, Mauricio Cobo Urquiza, que realizó a la comunidad universitaria de Querétaro,  donde solicitó ayuda a las universidades para que vigilen la redensificación de la ciudad de Querétaro. Lamentablemente, el Secretario menosprecia el potencial de una universidad, pues seguramente desconoce lo que es una universidad. Una verdadera universidad es generadora de conocimiento científico, transmitiéndolo y discutiéndolo en la comunidad científica internacional e incluyéndolo en la formación humana, en sus estudiantes, haciéndolos participes y competitivos a nivel mundial.

La investigación debe ser transferida en pro de los ciudadanos, para mejorar el bienestar social. Actualmente en Querétaro podemos observar que ningún nivel de gobierno ha apostado por la investigación en materia de movilidad, la formación del capital humano es la base de la competitividad del mañana, se debe apostar a ello, y tal como sostiene el Council of Advisors on Science and Technology (2016) considerando las nuevas ideas científicas sobre ciudades. Sin embargo, la visión se centra en la imposición, no en la innovación. Ω

saul.obregon@uaq.mx

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s