De las marcas más valiosas al desarrollo innovador

Enrique Kato | Economista.-

En el no muy distante año de 1992, no se habíakato firmado el tratado de libre comercio entre México y Estados Unidos. En aquel año, aún no se llamaba gobernador al encargado de dirigir el autónomo Banco de México, la institución encargada de imprimir los billetes y mantener la reserva de dólares. Tampoco había internet, ni teléfonos celulares, ni redes sociales online. En 1992, sólo una minoría de personas creía que el desarrollo de una nación se lograba incrementando los acuerdos comerciales, el énfasis por aquellos años era contar con una solidez interna que permitiera competir exitosamente en el exterior. Pronto, volcaron las percepciones y las opiniones y se firmaron decenas de tratados comerciales. Esta oleada de internacionalización aún persiste con la discusión del acuerdo transpacífico, el bloque económico que incluye a Estados Unidos y, paradójicamente, excluye la potencia comercial china.

En algún punto de la historia reciente, quizá en los últimos quince años, la realidad cubierta de dificultades impide que el discurso de más comercio internacional sea signo de desarrollo. Agotada la panacea de la globalización, se generaliza el argumento de que la innovación es la salida moderna del subdesarrollo y el mecanismo para abatir las carencias. Un dato poco conocido puede ilustrar el cambio del discurso. En 2012, se modificaron las reglas con que el Instituto del Emprendedor en México otorga los apoyos a las pequeñas empresas. Antes de 2012, se buscaba que los fondos públicos aumentaran las exportaciones y los empleos. En fechas recientes, se busca que el financiamiento gubernamental genere desarrollos innovadores y mayor productividad, aunque ello implique una nula generación de empleos.

GAFAT, el acrónimo de la vida actual, Google, Apple, Facebook, Amazon y Twitter

El argumento subyacente es que la innovación deviene en prosperidad. El componente implícito es que la innovación requiere de inversiones y tiempo para que los proyectos maduren. Lo interesante es observar el ecosistema empresarial, esto es, las condiciones existentes en las ciudades donde están instaladas las empresas con presencia mundial, representativas de las oleadas tecnológicas. Sólo trazando los antecedentes, se puede entender la capacidad de generalización de las experiencias innovadoras. Valdría la pena detenernos un momento y observar que innovación y éxito económico no necesariamente son sinónimos.

La comparación que sugiero tiene como base dos listas que publica la revista Forbes especializada en finanzas y negocios, con sede en Nueva York. La primera lista es sobre las marcas más valiosas del mundo, aquellas que representan un mayor monto de ventas en la actualidad y en el futuro. No extraña que empresas de tecnología como Apple, Google, Microsoft y Facebook encabecen los primeros cinco lugares de esta lista. Pero también aparecen entre los primeros 10 lugares McDonald’s y Coca Cola, por lo cual se requiere ampliar la explicación para incluir otros elementos además de lo tecnológico. Las prácticas monopólicas pueden ser ese factor explicativo adicional, ya que a través de esas acciones se obstaculiza a los competidores y se conjunta con una extensa promoción de sus marcas para intentar posicionarlas como únicas y superiores.

La segunda lista que retomo de Forbes es sobre las empresas más innovadoras. Podría sorprender a algunos que no existen coincidencias entre los 10 primeros lugares de las marcas más valiosas y las empresas más innovadoras. Sin duda para llegar a un estatus de empresa mundial se requiere de mucha innovación, pero también de prácticas monopólicas para financiar esa expansión. Conceptualmente, la innovación es un híbrido. Es, al mismo tiempo, algo novedoso con muchas ventas. Es decir, una innovación es un doble éxito, un éxito tecnológico a la par de un éxito comercial. En la lista de Forbes sobre empresas innovadoras no se obtiene la clasificación sólo observando las ventas pasadas sino también las futuras. Su metodología consistió en identificar a las empresas que están realizando desarrollos innovadores fuertemente, después los autores de la lista se encargaron de proyectar hacia el futuro los ingresos que pudieran lograrse. La lista publicada reconoce en el presente a las empresas que, en cierta medida, están configurando el futuro cercano.

Las empresas reconocidas como más innovadoras están desarrollando vehículos eléctricos, medicamentos, productos para el hogar, plataformas de internet e, incluso, ropa deportiva. Los dos primeros lugares de la lista operan desde California, Tesla Motors con 13 empleados, con sede en Palo Alto, diseña y produce vehículos eléctricos. Por su parte, la empresa salesforce.com con 19 mil trabajadores es una empresa que ofrece soluciones en internet (cloud computing) cuyos clientes se encuentran en todos los sectores y atienden tanto a pequeños como grandes negocios. No es una sorpresa que los lugares tres, cuatro y 10 los ocupen empresas farmacéuticas, para quienes saben de los negocios billonarios relacionados con los cuidados de la salud.

En el sexto lugar aparece la empresa Unilever, conocida por marcas como Dove, Rexona y Axe, así como por Cornetto y Magnum. A diferencia de las otras empresas, ésta no tiene sede en los Estados Unidos. Para describir el tipo de negocio de Unilever se requiere enumerar sus divisiones, cuidado personal, alimentos y productos refrescantes, y productos para la limpieza. Las dos últimas empresas a las que haré referencia cada vez son más conocidas en México. En el octavo sitio está Amazon.com, una de las empresas Gafat, con 230 mil empleos y base de operaciones en Seattle, Washington. Su negocio se describe como ventas minoristas por internet, a la vez que permite ofrecer productos de otras empresas en su sitio web. Por último, enlistaré a Under Armour, una desarrolladora y distribuidora de ropa y calzado deportivos, con 11 mil empleos y operaciones centrales en Baltimore, Maryland.

Con el fin de tener algunos parámetros de referencias convendría citar que los empleos que reporta tener Amazon.com es una cifra muy parecida a la de Walmart en México, la cual en marzo de 2016 reportó tener 234 mil empleos en 3 056 tiendas. Por lo tanto, se requeriría una cifra tan baja como 144 tiendas Walmart para acumular 11 empleos como los de Under Armour o 248 tiendas para equiparar los 19 mil empleos de Tesla Motors. Para cualquier individuo puede resultar difícil dimensionar miles de trabajadores, pero en un país como México se requiere escasamente una docena de tiendas de autoservicio para reunir un millar de ellos. Por un lado, una empresa de comercio en México es la mayor empleadora del país; por otro, las empresas calificadas como más innovadoras en el mundo crean mucho consumo, pero poco empleo.

¿Qué es la vida, sino un sueño?: Alicia

Hace más de una década que el Foro Económico Mundial indaga, en 150 países del mundo, respecto a diversos aspectos de la economía, la tecnología y la competitividad. Por ejemplo, se pregunta cada año en México ¿en qué grado las empresas del país tienen la capacidad de innovar? En 2006, se califica con 3.3 en la escala de siete la capacidad de innovar, donde siete representa una gran capacidad y uno ninguna capacidad para innovar. En la última edición de 2016, la calificación aumentó a 4.0. Cabría decir que el avance de México, en esta materia, no es muy distinto del de otros países de América Latina. En cambio, países como Corea del Sur, Canadá y otros países industrializados tienen calificaciones de cinco o seis en la escala del siete.

En muchos países de ingreso bajo, no hace muchos años se creía que un proceso de industrialización nos convertiría en una nación de ingreso alto. En la década de 1960, se inició un proceso de atracción de plantas ensambladoras de automóviles para detonar una trayectoria de desarrollo. El proceso continuó hasta estos años, al grado que hoy se cuenta con la producción de millones de automóviles de diversas marcas en México y con particular énfasis en la zona centro y Bajío del país. Aunque se logró la instalación de varias plantas con inversiones de mil millones de dólares cada una, no se logró el incremento del nivel de ingresos de la población. El discurso actual ya no se refiere a la producción de automóviles como senda de progreso, sino a la fabricación y mantenimiento de aeronaves y drones. Tanto Guanajuato y Querétaro, en el Bajío, son casos que ostentan clusters aeronáuticos, al igual que Chihuahua y Sonora, en la frontera norte. El elemento común de estas industrias es la apertura y operación de estas empresas a partir de capital extranjero.

A la pregunta, en qué medida la inversión extranjera provee tecnología nueva al país. En México, se responde 5.1 en la escala del 7.0; en cambio, en Corea y China 4.5 y 4.4, respectivamente. En Italia e India las cifras son menores que en México. La evidencia muestra medio siglo creyendo falsamente que el progreso se logra atrayendo las fortalezas desarrolladas en el exterior. Un indicador que describe mejor el nivel de competitividad internacional es la tasa de patentes. En la cima del desarrollo tecnológico, Finlandia y Japón, tienen cada uno cerca de 300 solicitudes por cada millón de habitantes. Un ejemplo de crecimiento industrial, al final del siglo XX, es Corea y registra actualmente cerca de 220 patentes por cada millón de habitantes. México reporta 1.9 solicitudes y en América Latina la tasa es de 1.1. En India y China, la población de mil millones de habitantes no ha impedido que su tasa de patentamiento destaque en el panorama mundial. Para los historiadores podrá ser una noticia vieja el que las naciones que destacan son las que logran una fortaleza interna. Al respecto, retomo la cita de Bob Marley: No ganes el mundo perdiendo tu alma, la sabiduría es mejor que el oro. Ω

enriquekato@uaq.mx,

Google.com/+EnriqueKato

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s