Del Nescore al Koomei

musica

Un viaje a los géneros musicales más extraños

Ketzalkoatl |  Redacción.-

La música es el arte y la ciencia de los sonidos, dice el concepto escolástico, pero vamos, que eso es bastante amplio cuando ha habido tantos cambios y tantos movimientos musicales.

No hace mucho platicábamos con uno de nuestros compañeros, quien se precia de ser un erudito musical, nos decía que él reconocería cualquier género con escuchar  una o dos piezas. Y sí, lo hizo, pero fue con los géneros que iban desde populares hasta semi desconocidos, porque aunque sea un sabelotodo medio presuntuoso (y así lo estimamos), pues resulta que sí sabe bastante de múscia. En esas andábamos y no quisimos aceptar la derrota, así que nos dimos a la tarea de hallar algunos otros géneros que le resultaran tan desconocidos como a nosotros. El chiste era sentirnos un poco menos ignorantes a sus costillas.

Esta fue la lista que hicimos:

Nescore. También se le conoce como nintendocore. Sí, adivinaste, se trata de piezas musicales hechas con base en la música de los más populares juegos de NES fusionados generalmente con música metalcore (de ahí su nombre).

Screamo. Viene del hardcore y del emo (sí, también es un género musical). Se caracteriza por cantos de alto volumen, agudos y de larga duración, en ocasiones dramáticos y violentos, con temas sociales, nostálgicos e inclusive políticos.  De scream, gritar.

Shoegaze. (Shoe, zapato; gaze, mirar fijamente). Es una música con grandes efectos y distorsiones de los pedales de los instrumentos, por eso es que los músicos casi siempre miran al suelo, lo que les da una apariencia introspectiva. Es un tipo de rock alternativo

Splittercore. Son piezas que están sobre las 600 pulsaciones por minuto (una canción de pop ronda las 100 ppm). Es un derivado del hardcore, pero a más velocidad.

Wall noise. Es como una pared de ruido, que busca diluír la frontera entre lo que se consiera ruido y aquello que conceptualizamos como música.

Además de estas variantes musicales posmodernas, quisimos incluir algo más tradicional pero igualmente poco popular. Seguimos entonces:

Cantos guturales tibetanos. Son, como su nombre lo dice, producto de la tradición del budismo tibetano. Generalmente son los monjes quienes entonan graves melodías mántricas de su tradición religiosa, usualmente en ceremonias y puyas.

Khoomei (canto difónico mongol). Se caracteriza por generar dos o más melodías distintas con una sola garganta. En ocasiones es difícil reconocer que se trata de una voz humana quien emite los sonidos. Estos cantos están considerados como patrimonio cultural de la humanidad, según la UNESCO.

Elegimos unos géneros (y sub) bastante complicados y exóticos. Realmente considero que muy pocos serán aquellos que hayan escuhado hablar de ellos anteriormente, y más escasos serán quienes les hayan escuchado y sean capaces de reconocerlos.

La música, como cualquier otra de las bellas artes, está en constante evolución, y es en ese punto donde mantenerse al tanto resulta refrescante y sorprendente, además de necesario.

Cumplimos con creces nuestra meta, el sabihondo supo que no lo sabía todo, y quizá aprendió una lección socrática de humildad. Además fue muy divertido. Porque precisamente de eso se trata nuestro trabajo, de aprender, sabiendo siempre que nuestro saber, aunque modesto, es pleno de compañerismo y fraternidad. Ω

redaccion@ketzalkoatl.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s