Diseño regenerativo

diseno

Gemma Limón | Bioarquitecta Social.-

Desde muy pequeña siempre tuve la inquietud de hacer algo por aminorar o sanar el impacto negativo que genera sobre la Tierra nuestra manera de relacionarnos con todo en general. Tuve la suerte de tener una educación en la que se me habló sobre la devastación del amazonas, las especies en peligro de extinción, el consumo masivo de productos, de dónde vienen, a dónde van. Desde muy pequeña entendí que había gente que vivía una realidad mucho menos afortunada que la mía. Lo que no entendía era cómo estas dos cosas estaban relacionadas. No sabía qué o cómo iba a hacer algo, pero de seguro algo haría…

Tuve mucha dificultad en elegir una carrera. Mi mundo era pequeño aún y no entendía las opciones que había. Quería estudiar mercadotecnia, pero no me quería poner al servicio de la industria. No entendía que lo que quería era estudiar las relaciones sociales para usar esa información para un bien mayor. Quería estudiar arquitectura pero no quería ponerme al servicio de gente con suficiente dinero como para hacerse una casa lujosa… Un día estando distraída, tuve una visión. Me vi habiendo desarrollado un complejo habitacional ecológico que generaría condiciones para que personas de bajos recursos puedan vivir ahí con una buena calidad de vida y con espacios que les brindasen la oportunidad de convivir con su familia y sus vecinos. Fue ahí cuando me convencí de estudiar arquitectura.

A lo largo de mi desarrollo he sabido dirigir mi camino para evolucionar como un ser capaz de ponerse al servicio de la sanación de la gente y por consecuencia, de la Tierra

Después de graduarme de la carrera de arquitectura me involucré con programas para el combate a la pobreza urbana a cargo del gobierno con apoyo de la ONU-Banco Mundial. Este proceso me abrió los ojos a un ángulo y un sector de la realidad social a la que no había estado expuesta; me dotó de herramientas para mejor conocerla y entenderla (habiendo trabajado con varios sociólogos y psicólogos sociales) y asumir algunos de los flujos de poder dentro de las instituciones de gobierno.

Ahora me era importante ponerme en contacto con lo que pasa del otro lado, con el mundo migrante mexicano, por lo que viví un tiempo con una familia en Dallas, Texas trabajando en una cocina económica clandestina apoyando algunas actividades familiares.

Me era muy importante entender la relación del mexicano que vive en el mundo campesino con la Tierra. Tuve la suerte de ser invitada a colaborar con un proyecto de educación ambiental en Michoacán (Caravana Cultural, desarrollado y gestionado por Espacio para la Cultura Ambiental A.C.) donde trabajamos en varias comunidades indígenas y mestizas con temas de educación ambiental –tanto en escuelas primarias como a convocatoria abierta con toda la comunidad.

Posteriormente fui a reforzar mi comprensión en temas ambientales y de construcción con materiales naturales trabajando como voluntaria en Proyecto San Isidro, donde además de dar clases en la escuela primaria apoyé diversas actividades del proyecto. Proyecto San Isidro está diseñado para resonar de la mejor manera en su clima generando alimento y cobijo para muchas personas. La especialidad de este lugar es la restauración de suelos forestales y la bio-construcción, ejemplificando a su vez un estilo de vida donde muchos de los ciclos están cerrados al más puro estilo de la permacultura.

Después de eso estudié una Maestría en Arquitectura, Diseño y Construcción Sustentable a cargo de la Universidad del Medio Ambiente, lo que fue la plataforma justa que necesitaba para explorarme, revisar mis inquietudes y reunir todas mis herramientas e integrar muchas nuevas y así retomar con claridad y fortaleza mi rumbo. En la UMA conocí el Diseño Regenerativo, y desde entonces lo he ido integrando más y más a mi práctica personal y profesional, evolucionando mi entendimiento al compartirlo de las mejores maneras que puedo engendrar.

En este camino me encontré con la Ecología Profunda, gran fuente de entendimiento con herramientas para reconectarnos a lo más profundo de nosotros mismos: la Vida

Hay algo más profundo que el deseo del dinero en cada uno de nosotros, mucho más profundo. Ese deseo es el deseo, o más bien la necesidad de vivir, de generar Vida. Todo lo que más placer nos da es todo aquello que alimenta la Vida. Desde esa óptica se puede mirar alrededor y reconocer cómo la Vida genera condiciones para que se de la Vida, en una gran tejido energético que mantiene todo en su lugar, con un flujo de energía que mantiene (o no) vida dentro del sistema. Todo está relacionado. No hay nada que uno haga que no afecte el sistema o los sistemas de los cuales participa. Todos los avances tecnológicos no bastan para medir el impacto de nuestras acciones; El impacto que está teniendo el que en este espacio, hoy, se promueva el diálogo acerca del diseño regenerativo. Hacer sentido de esto requiere reconectar algunos cables evocando algunas memorias, algunos pensamientos profundos, evocando nuestra propia naturaleza.

Te pido que por un momento te recojas a ti mismo(a) y te vayas a uno de esos momentos de tu vida donde te sentiste plenamente feliz. Ese momento en el que casi podías morir y morir contenta(o), en paz, sabiendo que todo es como debe de ser. Recuerda dónde estabas y acompañada(o) de quién. Quizás estabas sólo (a)… Qué temperatura hay, que sensaciones regresan a tu cuerpo, olores…

Ahora has un viaje para recordar una persona que ha sido muy significativa en tu vida; en tu desarrollo personal. Piensa en una de tantas personas, recuerda qué cosas te dijo, qué ejemplos te puso para tener tan buena influencia en ti. Recuerda quién eras antes y quién eres ahora gracias al paso de ese ser por tu vida… Agradécele todo lo que te enseñó de ti mismo…

Ahora regresa a ti, y piensa en qué es lo que más te gusta de vivir en este tiempo planetario. Qué te gusta de vivir en donde vives, con quienes vives y las condiciones que compartes… Qué es lo más hermoso de vivir en México en el año 2016…

Todo eso establece parte de nuestras raíces y de nuestra condición actual. Todo eso constituye quién, en esencia, somos. Saber quien eres te conecta con tu expresión de ti mismo. Qué cosas te gusta hacer; en qué temas quieres dirigir tu energía vital. Sabiendo cuáles son tus raíces, sabiendo con lo que cuentas, tomando de esa plataforma, de esa Tierra, es que puedes vislumbrar tu potencial, desde esa plataforma tienes la claridad y las herramientas para trabajar hacia tu potencial.

Lo mismo pasa cuando revisas un proyecto. Cuando revisas el lugar. Algo tan sencillo como un proyecto de una casa-habitación: Comenzar por entender el clima, los materiales disponibles, la flora y fauna. La dirección de los vientos, la precipitación pluvial, las mejores vistas…. Analiza tu presupuesto, quizás tienes un cliente, interés en financiarte… todo con lo que cuentas — y sabrás qué tipo de proyecto puede surgir en ese lugar. Qué quiere ser, si quiere ser un estandarte de la modernidad o un lugar sumamente cálido para dar la bienvenida a una pequeña familia… por si mismo, en muchos sentidos, el proyecto se autodiseña. Ya no eres tú quien le dice qué va a ser y para qué lo va a ser o porqué lo será, sino que se manifiesta y te dice qué puede ser…

Es lo mismo para cualquier acción de la vida. Aunque no estemos conscientes de ello, todas las decisiones que tomamos son producto de un diseño. El problema es que muchas veces ese es un diseño preconcebido que adoptamos y empleamos en automático. El modo automático de hacer las cosas es el que nos está dañando por dentro, puesto que cada vez estamos más alejados de nosotros mismos, de lo que queremos, de lo que necesitamos, repitiendo patrones ajenos. Como es adentro, es afuera… Es así como está nuestra relación con la Tierra y toda la vida que la co-habita, que la co-anima, que la co-genera: desmembrada. Es así como todos los ciclos parecen estar abiertos. Tomamos nutrientes de un lado para instalarlos o desecharlos en otro, dejando con cada vez mayor agilidad a los ecosistemas desprovistos de su habilidad para equilibrarse y regenerarse. Hoy nos estamos dando cuenta que nosotros no estamos afuera de estos sistemas biológicos sino que formamos parte. Así como dependemos de ellos la Vida depende de nosotros. Ha sido un proceso evolutivo de prueba y error lo que ha generado seres con consciencia de sí mismos, con dos piernas para atravesar largas distancias, con brazos para cargar y manos para proveernos de lo que necesitamos: comida, cobijo, amor… Tenemos una gran capacidad creadora con el equilibrio que genera nuestro lado racional e intuitivo de nuestro cerebro. Es cuestión de reconectarnos, re-equilibrarnos y así nuestras acciones, palabras y pensamientos.

La mejor manera de emprender un proyecto es haciendo inicialmente un estudio. Hay que entender por ejemplo a tu mercado pero también hay que entender al Lugar, es así como podemos sacar lo mejor de él. Esta escuela de pensamiento cuenta con varias herramientas que nos recuerda elementos importantes para tomar en cuenta y nos sugiere posibles relaciones entre ellos. Nos incita a revisar y observar en silencio tanto su composición física: geológica, hídrica, biológica; como social: la economía, la cultura, educación; así como aspectos más sutiles como la psicología y la espiritualidad. A partir de este ejercicio emergen patrones que permiten que nos demos cuenta de cómo están relacionados los elementos del Lugar para así hacer un proyecto que no sólo no rompa estas conexiones sino que genere nuevas. Es a partir del ejercicio de detenerse a observar que brotan proyectos con vida propia, rebosando de Vida.

El diseño Regenerativo ofrece herramientas para organizar el flujo de trabajo e incluir a varias disciplinas en un solo proyecto. Propone dinámicas de diseño que promueven que se acoplen todos los aspectos relevantes para lograr un diseño integrativo. El diseño regenerativo es una manera de entenderse dentro de este mundo y que nos permite ir tan profundo como sea necesario sin perder la practicidad.

Pon pausa al automático y no regreses por esa vía… Re piensa, Re vive, Re genera tu camino… Diseño Regenerativo. Ω

contierramx@gmail.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s