Querétaro: El peligro de los segundos pisos

knot

Redacción |  Ketzalkoatl.-

Has vivido en esa ciudad un buen tiempo, pero de pronto los atascos vehiculares son cada vez más frecuentes y ni el waze o los grupos de whatsapp te salvan de permanecer bastante tiempo atorado en el embotellamiento.

De pronto, como música celestial, escuchas que las autoridades en turno proponen la construcción de un segundo piso vehicular, cual panacea citadina. Te emocionas y comienzas a imaginar que ahora sí vas a llegar a tiempo a tu trabajo o escuela, ¡qué genial idea han tenido los asesores de movilidad! ¡En verdad que son unos visionarios en lo que a urbanismo se refiere!

Algo similar ocurrió cuando el gobernador del Estado, Francisco Domínguez anunció que propondrá al secretario de la SCT la construcción de un segundo piso, que tentativamente iría desde el momumento a Conín hasta el Paseo de la República o la caseta de cuota a Celaya.

A simple vista parece estupendo: más carriles para los autos dará como resultado un menor tiempo de desplazamiento y se evitarán los problemas de tráfico, con lo que gastarás menos gasolina. Además, mejorará positivamente la calidad del aire, disminuyendo la emisión a la atmósfera de los gases de efecto invernadero y partículas sólidas suspendidas. En fin, una maravilla. Parece una ecuación sencilla, pero ¿lo es?

Peeeero, he aquí algunas consideraciones muy interesantes que quizá no conocías:

Se ha notado la tendencia a que el diseño y planeación de la ciudad sea realizado no a partir de las personas, sino de los automóviles. Se supone que las urbes son habitadas por personas, y que, las obras públicas son en beneficio de estas, pero si el auto se vuelve prioridad, entonces la ciudad está siendo gobernada para favorecer a estos habitantes de metal y caucho, sacrificando al mismo tiempo la estética y el espacio público.

A menudo olvidan los urbanistas y planeadores urbanos que el real problema es la movilidad y accesibilidad dentro de la ciudad, que es en ese punto a donde deben dirigirse las acciones, y no a disminuír el tránsito.

Es inadecuado establecer políticas y obras públicas que incentivan el uso del automóvil particular, orientadas a la ampliación de la red vial que incrementan directamente el uso del automóvil particular.

Un efecto adverso de los seguntos pisos, es el aumento del tránsito inducido (es el incremento sustancial en el volumen de vehículos que ocurre después de la apertura de una vía), porque como es más rápido, más personas con sus autos desean utilizarla para comprobar lo que la propaganda y los rumores repitieron sin cesar: habrá menos tráfico.

En la mayoría de ciudades donde se construyeron segundos pisos como alternativa a los problemas vehiculares, en un período de tiempo relativamente corto, los atascos en ambos pisos se hicieron cotidianos, por ejemplo, en la CDMX, donde los efectos de este tipo de obras, demostraron su temporalidad limitada.

¿Los gastos asociados quién los cubre? En el segundo piso de cuota “Viaducto bicentenario” (Periférico norte), el usuario. Además en este caso, el conductor debe comprar un dispositivo electrónico y abonar saldo para poder circular por esta vía. Si vives o trabajas en la zona, difícilmente podrás solventar los 22 pesos que cuesta transitar 17 km y eso sólo de ida. Ida y vuelta, ni pensarlo.

Y ahora viene el asunto de los dineros. ¿Qué empresa, con qué conexiones, hijos de quién, amigos o conocidos de fulanos y zutanos, será la encargada de realizar tan una obra de tan jugosas ganancias? ¿OHL o alguna filial local? Porque seguramente recuerdas que esta empresa española concentra la mayor cantidad de concesiones de vías elevadas en México.

Ah, entonces el asunto es menos lindo de como te lo habías imaginado, o de como te dijeron que sería. Porque te lo venden bien y bonito, diciendo que será en beneficio de los ciudadanos, pero a quiénes, a qué ciudadanos exactamente se están refiriendo.

Ahora, después de todo esto, quizá te preguntes, qué alternativas existen.

Las que han probado ser eficaces:

-Mejorar la red de transporte público.

-Incentivar el uso de transporte no motorizado (desplazamientos a pie y en bicicleta), creando vías y espacios para que este ejercicio de desplazamiento se dé en condiciones seguras con el usuario.

-Diseñar la ciudad tomando como eje las necesidades del habitante peatón.

-Desarrollar integralmente la ciudad a la par del transporte público y movilidad no motorizada.

Demandamos soluciones reales, integrales, que nos tomen en cuenta a los ciudadanos que diariamente tomamos un autobús, usamos nuestro auto o caminamos largos trayectos, todos necesitamos una ciudad que esté construida con base en nuestras necesidades.

Ya no queremos paliativos temporales, exigimos soluciones con resultados duraderos, para el bienestar de todos. Ω

redaccion@ketzalkoatl.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s